PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los sindicatos ya amenazan con movilizaciones por las 35 horas

Hablan de huelga general "si la Junta no recapacita"

Los sindicatos CCOO, CSIF y UGT anunciaron hoy un calendario de movilizaciones, que concluiría con una huelga general a primeros de noviembre, si la Junta de Castilla y León “no recapacita” y cumple el acuerdo del pasado mes de mayo para la aplicación de las 35 horas en la Administración de la Comunidad a partir del 1 de enero de 2020.

Así lo avanzaron Raquel Fernández (CSIF), Ana Rosa Arribas (CCOO) y Julio César Martín (UGT) durante una rueda de prensa en la que calificaron de “tensa” la reunión mantenida en la tarde de ayer con la Junta y desvelaron que el consejero de la Presidencia, Ángel Ibañez, deslizó que no se sienten vinculados al acuerdo de mayo por lo que los agentes sociales reconocieron estar “defraudados” con el nuevo Ejecutivo bipartito.

Los sindicatos plantearon a la Junta mantener el horario estival de 35 horas, iniciado en algunas áreas entre ellas educación y en los servicios de oficinas, y no volver el 1 de octubre a las 37,5, que se aplican desde el año 2012 con la crisis, y elaborar la normativa para que el 1 de enero los más de 80.000 empleados públicos puedan contar con la nueva jornada, si bien el Ejecutivo ha pedido 48 horas para dar una respuesta, por lo que hay convocada una reunión de ambas partes mañana por la tarde.

Mientras, el secretario regional de Comisiones Obreras, Vicente Andrés, aprovechó hoy en Valladolid la inauguración de la jornada ‘La digitalización en el Diálogo Social territorial. Objetivos y prioridades sindicales’ para reclamar a la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) la negociación de la reducción de la jornada laboral, con motivo de la llegada de la digitalización para “repartir” el trabajo. “Es fundamental regular el tiempo de trabajo para que el empleo llegue al mayor número de personas”, aseveró.

Andrés aseguró que la digitalización y las transformaciones tecnológicas traerán mayores cotas de productividad, por lo que habrá que reducir el tiempo de trabajo. “Lo que plantean nuestros compañeros de la Junta de hacer efectivas la jornada laboral de 35 horas a la semana es una necesidad para repartir el empleo”, señaló. En ese sentido, pidió a la patronal Cecal tomar nota y sentarse a negociar con los sindicatos para abordar el proceso de transformación que traerá la digitalización, que habrá que simultanearlo con una reducción de la jornada para repartir el trabajo.

Por otro lado, el líder sindical expuso que la digitalización es ya una realidad que obliga a afrontar con nuevos marcos normativos por parte del Estado. No en vano, consideró necesario dotar al mercado laboral de herramientas para regularizar todos los nuevos trabajos que requieren otros derechos que no estaban contemplados en el Estatuto de Trabajadores de 1981.