Los socialistas franceses proponen la reforma laboral de Rajoy

Los socialistas franceses proponen la reforma laboral de Rajoy

01 marzo, 2016
|
Actualizado: 01 marzo, 2016 0:00
|

El presidente francés, François Hollande, ha defendido su reforma laboral ante una alterada izquierda que ve como los sindicatos pierden poder y como las empresas toman el control de las decisiones. La norma espanta a la izquierda pese a que crea puestos de trabajo.

Las soflamas de los sindicatos contra Hollande se recrudecen, pese a que la medida viene impuesta por Bruselas desde hace años a los países con problemas de deuda y déficit. Hasta el BCE advirtió que era necesaria una profunda reforma para que las medidas de estímulo surtieran efecto.

«He dado todos estos años la prioridad al empleo y no cambiaré. Para mí es lo esencial, un empleo estable», declaró Hollande en una breve declaración a la prensa sobre el proyecto de ley de su ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, quien ha sido hospitalizada sin que trascendieran los motivos. El jefe del Estado socialista insistió en que si durante su mandato, iniciado en 2012, ha querido favorecer el desarrollo de las empresas «es para que haya contratos indefinidos».

Esta reacción es consecuencia del anuncio hecho ayer por el primer ministro, Manuel Valls, que anticipó que la adopción del proyecto de ley se aprobará el próximo 24 de marzo.

Los sindicatos afirman que se acaba con la jornada de 35 horas, un tema tabú y que ni el propio Sarkozy se habría atrevido a tocar. Asimismo, la medida abarata la indemnización para los despidos colectivos, siempre y cuando surjan factores económicos. La izquierda la rechaza y los sindicatos han amenazado con manifestaciones y huelgas.

Valls afirmó que la reforma contiene numerosos puntos de la establecida en España, con un crecimiento del empleo a costa de bajadas de salarios, y con mayor creación de puestos de trabajo temporal.

Así, establece que se pueden llevar a cabo despidos colectivos si hay descensos en pedidos o en la cifra de negocios; si la empresa acomete cambios tecnológicos o bien reorganizaciones para mantener la competitividad. Asimismo, se reducen los días por año trabajado, de 27 a 15 meses para trabajadores con más de 20 años de antigüedad.

También podrán bajar salarios las empresas que acomentan inversiones en otros mercados.

Noticias Relacionadas: