Los socios de Iberaval reducen un 32 por ciento la emisión de CO2

Los socios de Iberaval reducen un 32 por ciento la emisión de CO2

07 julio, 2022
|
Actualizado: 07 julio, 2022 10:56
|

Iberaval mejoró su eficiencia frente a la emisión de gases de efecto invernadero en un 32 por ciento desde que mide su huella de carbono, al haber pasado de 7,89 toneladas de dióxido de carbono (CO2) por cada mil socios en 2018 -cuando su masa social estaba conformada por 24.400 pymes o autónomos-, a las 5,35 que se contabilizaron en 2021, cuando ya estaban registrados 33.691 asociados.

Así lo apunta el análisis externo aportado a la sociedad de garantía, que en 2021 ya ha tenido en cuenta los tres alcances que pueden evaluarse dentro del Registro Nacional de Huella de Carbono (emisiones directas, emisiones indirectas y otras), gestionado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

A partir del informe, la SGR ha comunicado un total de 180,24 toneladas de CO2 equivalentes emitidas a la atmósfera correspondientes al pasado ejercicio, que suponen un incremento con respecto a 2020 del 6,75 por ciento, dado que durante el primer año de la pandemia se redujo la presencialidad del personal, así como los desplazamientos comerciales.

Además, en esa anualidad no se contabilizaban todos los gases de efecto invernadero, que ya están registrados al sumarse a la ecuación el metano y el óxido nitroso. Si bien, durante el pasado ejercicio se registró un 13,6 por ciento menos de emisiones de dióxido de carbono equivalentes, con respecto al periodo prepandemia, concretamente, al año 2019.

El de 2021 ha sido el cuarto año consecutivo de estudio de la huella de carbono con que impacta Iberaval. En ese último estudio se ha añadido el alcance 3, referido a la compra de consumibles de oficina, renovación de equipos informáticos, desplazamiento diario de los trabajadores a su puesto de trabajo y de los clientes, a la hora de concretar operaciones de financiación con la entidad.

Esta medición se suma a la de los alcances 1 y 2, ya abordados con anterioridad, referidos, respectivamente, al estudio directo de las emisiones desde vehículos de empresa y sistemas de combustión fósil (emisiones directas), y a la electricidad consumida en las instalaciones de la SGR (emisiones indirectas). Asimismo, en esta ocasión, el alcance 3 se ha calculado también para los años precedentes, de 2018 a 2020, con vistas a configurar de manera correcta la tabla evolutiva.

El cálculo de la huella de carbono constituye un indicador de sostenibilidad y representa un elemento esencial dentro de la política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Iberaval, que tiene en cuenta la acción de las 15 delegaciones con que cuenta en la actualidad -situadas en las nueve capitales de Castilla y León y Ponferrada, a las que se suman tres sedes en la Comunidad de Madrid, una en La Rioja y otra más en Galicia-.

Registro

Iberaval cuenta con un Plan de Medidas Correctoras para rebajar las emisiones de gases de efecto invernadero, que contempla la adquisición de flota verde vehicular en caso de necesidad de renovación, la incorporación de comercializadoras eléctricas con garantía de origen cien por cien renovable, la mejora de instalaciones, a partir de iluminación de bajo consumo, envolvente térmica o zonificación de espacios, la inclusión de energía fotovoltaica en oficinas que puedan asumirla o el diseño de un Plan de Movilidad a la medida de la compañía.

La información contenida en el Registro en el que, a 17 de junio de 2022, había ya 2.450 empresas e instituciones españolas incluidas y 5.813 huellas inscritas, contempla medidas para conocer, reducir y compensar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: