Los titiriteros de Carmena, portada de Financial Times

Los titiriteros de Carmena, portada de Financial Times

10 febrero, 2016
|
Actualizado: 10 febrero, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Financial Times coloca en primera de portada la noticia de los titiriteros encarcelados por apología del terrorismo en un espectáculo para menores de edad. El diario entra en todos los detalles ya conocidos en España y no duda en tachar de «radicales» a los promotores.

El prestigioso rotativo británico tilda de «desconcertante» que se compare la libertad de expresión con este delito. En el espectáculo, «recomendado para niños» por el Ayuntamiento de Madrid, se enalteció a ETA, pese a los 800 muertos en sus más de 50 años de asesinatos y extorsiones. También se incluyó el ahorcamiento de un juez y la violación y asesinato de una monja, apuñalada con un crucifijo.

El rotativo recuerda que este bochorno fue programado por la «nueva izquierda española«, al frente ahora del Ayuntamiento de Madrid, que ha criticado la decisión de encarcelar a los titiriteros. Asimismo, ha señalado que esta obra ha servido como «distracción» sobre las negociaciones para formar Gobierno.

«Pagado y promovido por el Ayuntamiento, la producción de marionetas fue anunciado en el programa oficial como adecuada para todas las edades y al parecer contó con la presencia de una multitud de niños con sus padres«, señala el diario. Asimismo, se hace eco del hashtag promovido por la izquierda radical: «Je suis titiritero».

«Pablo Iglesias, líder de Podemos, fue una de varias figuras de perfil alto que condenaron la respuesta judicial. «Es absurdo que en un país democrático alguien puede encontrarse a sí mismo en la cárcel por una obra de teatro», aseveró.

El escándalo «parece haber dado un duro golpe a Manuela Carmena, la veterana líder de izquierda que fue elegida alcalde de Madrid el año pasado. Se disculpó por la puesta en escena del espectáculo, aunque aún mantiene a la concejal de Cultura, Celia Mayer en el puesto.

«Carmena llegó al poder prometiendo acabar con la obsesión de la capital con grandes proyectos», afirma el diario. Sin embargo, en las últimas semanas de su administración ha generado controversia con precisión sobre el manejo de las cuestiones aparentemente pequeñas. Entre otras cosas, los oponentes conservadores del alcalde expresaron enojo con la tradicional procesión de este año de los tres reyes, un accesorio del calendario de Navidad que regularmente atrae a decenas de miles de espectadores. Los críticos despedidos desfile del mes pasado como demasiado moderno, mientras se lamentaba la desaparición de elementos tradicionales como los camellos y otros animales vivos.

Además, recuerda la polémica por la destrucción de monumentos y placas conmemorativas a fusilados por los republicanos antes del inicio de la dictadura.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD