Maduro obliga al socio de Repsol en Venezuela a pagar en criptodivisas

Maduro obliga al socio de Repsol en Venezuela a pagar en criptodivisas

21 febrero, 2018
|
Actualizado: 21 febrero, 2018 9:05
|

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha puesto en funcionamiento el ‘petro’, una criptomoneda que tendrá la obligación de usarse en la compraventa de combustible en la frontera con Colombia, mientras la inflación en el país alcanza el 2.500%.

Maduro ha obligado a la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), socio de Repsol en el país, a pagar una parte de sus compraventas de productos en «moneda petro convertible», una moneda que echó a andar este pasado lunes con fuertes críticas de la oposición, ya que la nueva divisa atenta contra la Constitución.

El Petro está respaldado por 5.324 millones de barriles en reservas de la Faja Petrolífera del Orinoco, la más grande del país y del mundo. Pero también por oro, diamantes y coltán, -un mineral vinculado a la guerra del Congo y usado en los dispositivos móviles-. El valor del petro es equivalente al precio del barril de crudo venezolano y cada unidad de Petro tendrá como respaldo un contrato de compra-venta por un barril de petróleo.

La emisión primaria se lleva a cabo mediante subastas y asignaciones directas. En caso de que el barril se mantenga en los 60 dólares y se venda toda la colocación, circularán un total de 100 millones de petros, que conllevará 6.000 millones de dólares a las arcas estatales. El montante aliviará la tensión de liquidez, pero no solucionará los graves problemas que atraviesa la economía venezolana. El socio de Repsol en Venezuela ha reducido drásticamente su producción, al caer de los  3,9 millones de barriles diarios a los 1,6 millones en dos décadas, motivo por el que el Gobierno ha perdido ingresos por divisas.

Venezuela lanza la criptomoneda en pleno impago parcial de deuda

Asimismo, habrá un mercado secundario, donde fluctuará esta moneda. Como sucede con el bitcoin, las plataformas darán servicio a quienes apuesten por el petro, cuyo precio está fijado previamente al valor de un barril de petróleo. Asimismo, podrá ser intercambiada por su equivalente en otras criptomonedas.

El lanzamiento de esta criptomoneda se produce en pleno impago parcial de sus bonos de deuda externa y con una fuerte caída en la producción de petróleo. A este problema se le añade la crisis social, con la ciudadanía en la miseria y con escasez de alimento y medicamentos. Venezuela necesita entre 7.800 millones y 12.000 millones de dólares para importar bienes y poder hacer frente a la deuda.

«He dado la orden a las empresas PDVSA, (la petroquímica) Pequiven y a la Corporación Venezolana de Guyana (CVG) para, como empresas del Estado, realicen un porcentaje de su compraventa de productos a partir de hoy en moneda petro convertible», ha afirmado Maduro, mientras el país se hunde en la miseria con la inflación más elevada del mundo.

Asimismo, ha aprobado que una serie de servicios puedan abonarse con cualquier criptomoneda, incluida el petro, como el combustible y los servicios asociados a las aerolíneas en Venezuela y a los «prestadores de servicios turísticos nacionales o internacionales, públicos y privados (…) en el caso de que así sea necesario». Bajo este nuevo sistema de pago también estarán el cobro de «todos los servicios consulares» en «todas las embajadas y consulados de Venezuela» junto con los abonos en las gasolineras fronterizas con Colombia en las que se aceptan tanto bolívares como pesos. «A partir de mañana (…) vamos a proceder a cobrar en todas las criptomonedas, especialmente el petro, el combustible venezolano en la frontera con Colombia», ha afirmado el mandatario bolivariano.

 

.
Noticias Relacionadas: