Mango pierde 110 millones en 2020 tras vender un 22 % menos por la pandemia

Mango pierde 110 millones en 2020 tras vender un 22 % menos por la pandemia

08 marzo, 2021
|
Actualizado: 08 marzo, 2021 12:06
|

El grupo de moda Mango perdió 110 millones de euros en 2020, frente al beneficio neto de 21 millones que anotó en 2019, a causa de las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus, que de forma temporal obligó a cerrar buena parte de las tiendas de la multinacional en todo el mundo.

La compañía, que en 2019 obtuvo unas ventas de 2.374 millones de euros, la cifra más alta de su historia, registró en 2020 una caída de la facturación del 22,4 %, hasta los 1.842 millones.

Este descenso fue especialmente acusado en las tiendas físicas, con un desplome de las ventas del 43 %, que pudo ser parcialmente compensado por el auge del comercio online, que creció un 36 % y supone ya el 42 % de la facturación del grupo, un porcentaje muy superior al 24 % de 2019.

En un encuentro con periodistas en Palau-solità i Plegamans (Barcelona), donde Mango tiene su cuartel general, el consejero delegado de la firma, Toni Ruiz, ha calificado de «auténtica bestialidad» esta caída de las ventas, que se explica porque gran parte de los establecimientos estuvieron cerrados el año pasado una media de 70 días, mientras que una cuarta parte de la red pudo operar «con muchas restricciones».

Ruiz ha recordado que hubo un momento en que «el 80 % de la plantilla estaba en ERTE» (expediente de regulación temporal de empleo).

A día de hoy la marca aún tiene medio millar de establecimientos cerrados y «mucha gente» en ERTE, principalmente en países como Alemania, Reino Unido o los Países Bajos.

Pese a la fuerte caída de las ventas, Ruiz se ha mostrado «razonablemente contento» con el resultado obtenido.

Además, Mango logró una reducción de los gastos operativos por valor de 230 millones gracias a una renegociación de las rentas de alquiler de los locales y un ajuste de personal, con la salida de más de 2.000 personas.

La empresa reforzó la tesorería a través de un préstamo ICO por 240 millones de euros y logró bajar su deuda neta bancaria por quinto año consecutivo de 194 a 156 millones.

Pese a las dificultades, Mango invirtió el pasado año 27 millones de euros, destinados principalmente a su transformación digital, y amplió su red de tiendas con 43 nuevos puntos de venta, alcanzando los 2.221 en más de 110 países.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: