PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mañueco explica que Sanidad tiene su aval para «blindar la atención primaria»

El presidente de la Junta recuerda su compromiso de la semana pasada con la oposición

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó hoy que la Consejería de Sanidad tiene su aval para blindar la Atención Primaria rural, para mantener abiertos los consultorios y para garantizar la presencialidad, como se comprometió la semana pasada con el líder socialista, Luis Tudanca.

Fernández Mañueco, que hoy visita Burgos en el marco de “un impulso industrial”, se refirió así en una rueda de prensa a las palabras de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en las que dijo que tenía el aval del presidente la estrategia de Atención Primaria. “Yo doy mi aval a la Atención Primaria. Mi Gobierno trabaja para blindar la atención primaria, para dotarla de los recursos suficientes”, manifestó durante una rueda de prensa en la sede de la Delegación Territorial de la Junta en Burgos, donde aseguró que “todos vamos en la misma línea”.

Más allá de si se retira o no el llamado Plan Aliste, cuyo nombre calificó de “uso popular” y en “unas determinadas circunstancias”, reiteró que de lo que se habla es de “reforzar y blindar” la sanidad en el mundo rural, en lo que consideró que existe una coincidencia en su Gobierno, partidos políticos y profesionales.

Se refirió a las instrucciones dadas por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para una atención presencial en los centros sanitarios, en línea con la proposición no de ley aprobada en las Cortes a instancia del Grupo Socialista, apoyada por el Grupo Popular, pero que contó con la abstención de Cs al considerar que se pide la retirada de un plan que no existe.

El presidente de la Junta volvió a pedir al Gobierno una convocatoria mayor de plazas MIR y agilizar la homologación de facultativos no comunitarios ante la falta de profesionales y subrayó que es un problema no solo de Castilla y León, sino de la sanidad de España.

Fernández Mañueco evitó entrar a responder sobre la aseveración del vicepresidente y portavoz, Francisco Igea (Cs), en relación a que no se puede pedir que prevariquen ante la petición del PP de Burgos de apartar del cargo al gerente del HUBU, José Maria Romo. “Se lo tendrán que preguntar a Francisco Igea Arisqueta”, apostilló.

No obstante, manifestó que la posición del PP de Burgos recoge una corriente de opinión existente en Burgos, aunque no cree que la cuestión sea reclamar o no el cese de este directivo, sino mejorar el funcionamiento del centro hospitalario,  en lo que es “una cierta preocupación”  en la sociedad burgalesa expresada por el presidente provincial Borja Suárez, al que Igea ha hado su apoyo.

Igualmente, abogó por una reflexión sobre las medidas que se pueden adoptar para alargar la vida profesional como han solicitado algunos médicos, entre ellos el que fuera jefe del Servicio de Oncología, Carlos García Girón, a quien Sacyl ha denegado la prórroga para seguir en activo al cumplir 66 años.

“Habría que dar una vuelta de tuerca a la norma”, anotó, para elogiar la labor del oncólogo como uno de los mejores de Castilla y León y de España. A ello, unió que ha habido profesionales que han ido a los tribunales y han ganado y otros no, por lo que abogó por “un debate sereno” en el marco del futuro de la sanidad.

El presidente de la Junta completa su jornada en Burgos con su intervención en la Jornada ‘Industria 4.0: Claves, tendencias y oportunidades’, organizada por Telefónica, y con la visita y presentación de las obras de arranque del ramal ferroviario que conectará el Puerto Seco de Villafría con la fábrica Kronospan, en la N-120.