PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mañueco pedirá a Sánchez una reunión urgente de la Conferencia de Presidentes

No se celebra desde el año 2017

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció hoy que esta semana se dirigirá por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para reclamarle la convocatoria “urgente” de la Conferencia de Presidentes, que no se reúne desde el año 2017, y que consideró que es “fundamental” en un momento como el actual.

PUBLICIDAD

La portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Ana Carlota Amigo, trasladó en el Pleno, que aunque “muchas” comunidades se encuentran “en la misma situación de agravio”, Castilla y León debería ser la comunidad que lidere la convocatoria urgente de este órgano para posicionarse “a la cabeza” de “un frente común” con el resto de autonomías, de manera que su voz se escuche “alto y claro ante cualquier intento injusto de subastar este país”. 

Fernández Mañueco incidió en que no solo existe preocupación por el reto demográfico en la Comunidad, sino también por la reforma del modelo de financiación, que es “antiguo e injusto” y que ayuda “menos a los que más lo necesitamos” y viceversa. Así lo declaró durante las preguntas orales en el pleno de las Cortes que comenzó esta tarde en el Parlamento autonómico en respuesta al requerimiento de la portavoz naranja para conocer su valoración sobre las políticas económicas propuestas por el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos. 

El presidente de la Junta reconoció que la previsión económica para los próximos años “no es nada halagüeña” y admite que la desaceleración es “más importante de lo que imaginábamos”, unos datos que tendrán una incidencia “directa” en la Comunidad. 

PUBLICIDAD

A juicio de Fernández Mañueco, aunque el Gobierno lleva desde junio de 2018, la “inactividad” y la “falta de impulso económico” marcan la actuación del Ejecutivo central, que en su lugar opta por una política “de gestos y cortinas de humo” que “no tienen que ver con los problemas reales de la gente”, añadió. 

En relación a los 142 millones de euros que el Gobierno central adeuda a Castilla y León en concepto del IVA del año 2017, Fernández Mañueco lamentó que Sánchez esté “comprando el apoyo de los desleales” mientras deja de pagar “lo que debe a aquellos que somos leales con España”. A juicio de la portavoz de la formación naranja, “Castilla y León debe recibir lo que le corresponde” y dos semanas después de la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera “no podemos decir que el objetivo esté cumplido”.

Para la formación naranja, el “desafío” se presenta en tres frentes, que son la administración, los autónomos y las familias de Castila y León, que están “en el punto de mira”. En relación a las administraciones, Ana Carlota Amigo consideró que cambiar ingresos a cambio de más deuda supone “un callejón sin salida” y convertir al país en moroso “no mejorará las escuelas ni atenderá mejor a nuestros mayores”. 

Amigo hizo alusión también al “hachazo fiscal en toda regla” por parte del Gobierno y advirtió de que el “cuponazo catalán” no irá “a cargo de las cuentas de esta Comunidad” y estimó que un euro de Castilla y León “siempre estará mejor en el bolsillo de sus ciudadanos que fuera de él”, porque auguró que se puede “aliviar la carga fiscal y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Castilla y León”. 

PUBLICIDAD

En este sentido, Fernández Mañueco lamentó las “dudas e incertidumbres a partes iguales” que está generando la política del Gobierno, que se encuentra “más preocupado de no gobernar o ignorar la realidad en nuestro país” mientras se prepara “un hachazo fiscal” que auguró que pagarán “los de siempre” que son “los paganos y las personas de a pie” porque se trata de impuestos que “van a repercutir en las familias”, sentenció.