Mañueco pide «altura de miras» a las formaciones que negocian la investidura

Mañueco pide «altura de miras» a las formaciones que negocian la investidura

08 marzo, 2022
|
Actualizado: 08 marzo, 2022 21:22
|

El presidente de la Junta de Castilla y León en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, reclamó este martes “responsabilidad y altura de miras” a todas las fuerzas políticas de la Comunidad en el contexto de las negociaciones para la formación de Gobierno en las Cortes, habida cuenta de que lo considera necesario “en estos momentos” en los que se ha producido la invasión a un país, advirtiendo sobre «la grave crisis económica derivada” y en la búsqueda de la estabilidad requerida en el Ejecutivo autonómico.

Fernández Mañueco realizó estas consideraciones durante la presentación en el Casino de Salamanca del libro ‘Política para adultos’ del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, su amigo personal y cuya política ha sido “una guía” durante su trayectoria, tal y como reconoció, a pesar de advertir de que a pesar de la expectación no se referiría las negociaciones. “No voy a hacer referencia a quién ganó a quién no ganó y qué tiene que ocurrir”, sugirió a pesar de todo.  

El presidente castellano y leonés ensalzó el legado de Rajoy afirmando que “se valora cada vez más”. Una trayectoria que comenzó en la política local y escaló a la autonómica y nacional, donde logró “la última mayoría absoluta” de los ‘populares’ hace ahora una década, desembarcando en “momentos muy difíciles”.

Según recordó Mañueco, al frente del Ejecutivo nacional, el parlamentario gallego tuvo que afrontar, en un periodo muy corto de tiempo, tres grandes crisis de enorme calado. “Una depresión financiera mundial, que superaste tras recibir el Gobierno en quiebra y a punto de ser intervenido; una crisis institucional en la sucesión de la Jefatura del Estado, cuya resolución resolviste con eficacia, lejos de los ataques y el menosprecio que recibe la Monarquía de algunos sectores, incluidos algunos que ahora están en el Gobierno. Y también el desafío separatista, al que respondiste con contundencia pero con la legalidad en la mano”, resumió.

En este sentido, Mañueco reconoció en público su admiración por “la templanza” con la que afrontó esos desafíos, tal y como reveló haber hecho en privado. “Lo hago aquí, en mi ciudad, delante de mis amigos porque esa templanza me ha servido de guía y de ejemplo a la hora de afrontar las circunstancias que nos ha tocado vivir, que tampoco han sido menores”, manifestó el mandatario salmantino, recordando la pandemia como “un hecho inédito”. “Lo hemos tenido que afrontar desde los gobiernos autonómicos prácticamente en solitario. Hemos ayudado a construir España más que el propio Gobierno del país”, valoró.  

En esencia, Mañueco definió el libro de Rajoy como un compendio de los valores que le identifican y que tienen su base en los pensadores de la Grecia Clásica: “la moderación, el diálogo, el respeto, la convivencia, la huida de extremismos y un alto contenido de sensibilidad social”. Valores que  aseguró echar de menos “abrumado por el sectarismo de algunos representantes políticos y el ‘postureo’ de otros, que son distintas cara de la misma moneda”, destacó el mandatario autonómico. “Es la manera de concebir la política del sentido común, la política para adultos”, prosiguió. “Para los que la ejercemos, aquellos que queremos dedicar nuestra vida al servicio público y consideramos que a las personas que viven en nuestro territorio hay que tratarlas como adultos, no como menores. Y también que dejen de pensar no solo en lo inmediato, como insiste en el libro, esa haciendo referencia a esa ‘cultura de tuit’, sino pensar también en el medio y largo plazo, no solo en las próximas elecciones”, concluyó Fernández Mañueco.  

Los ‘chís garabís’

Tras la intervención de Fernández Mañueco, tomó la palabra el protagonista de la velada en el Casino de Salamanca. Mariano Rajoy se refirió en primer término al título del libro presentado hoy, ‘Política para adultos’. “No me refiero a la edad de nadie. Se puede ser joven y adulto y se pude ser mayor e infantil, es decir, ‘chís garabís’. Empecé con 26 años y modestia aparte, creo que me comporté, o al menos lo intenté, como un adulto. Quiero decir que no estamos ante una historia de jóvenes y mayores. Esto es otra cosa muy distinta. Se ha producido un proceso de infantilización en la política y el populismo consiste en cierta medida en tratar a los adultos como niños”, manifestó.

El expresidente prosiguió ensalzando la figura del pensamiento liberal, “no tanto por lo que defiende, sino por cómo lo defiende”, es decir, mediante la tolerancia en la que tuvo a bien alinearse. Además, reivindicó el consenso “en los grandes temas de estado” y mostró sus sorpresa por la incapacidad de llegar a acuerdos en temas decisivos como la propia pandemia o el reparto de los fondos europeos, tal y como ha sucedido “en el resto de países”. En último término, revindicó la integración en Europa y “la desenfrena de los valores europeos”, ya que “no es solo una alianza económica”, en su opinión.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: