PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mañueco y Cabero insisten en la prioridad de la calidad de los servicios públicos

Destacan la importancia de la sanidad, la ciencia y la investigación

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Enrique Cabero, coincidieron hoy en la necesidad de priorizar la calidad de los servicios públicos, con la vista puesta en la mejora continua de la asistencia sanitaria e impulsando un modelo de ciencia e investigación. También, apostaron por el mantenimiento de la actividad productividad y el empleo.

Durante el encuentro de trabajo que mantuvieron para analizar el contenido del Informe Anual del CES del ejercicio 2019, Fernández Mañueco hizo hincapié en el mantenimiento del tejido empresarial y la mejora de su competitividad así como fomentar una mayor diversificación de la estructura productiva. En este sentido, consideró clave potenciar nuevos sectores como la economía verde, sin “desatender” otros estratégicos como la automoción o la agroalimentación.

Asimismo, el presidente autonómico coincidió con el máximo responsable del CES en que la transformación digital marca el camino hacia el futuro de Castilla y León y constituye una valiosa herramienta para la ejecución de las políticas económicas y sociales, en particular, para fijar población y hacer frente al reto demográfico.

Por otro lado, la emergencia sanitaria de la COVID-19 va a requerir la adopción de medidas adicionales para el mantenimiento del empleo y la protección social. De igual forma, será importante apuntalar la participación de Castilla y León en proyectos europeos –como el Corredor Atlántico o la ubicación en León del futuro Centro Europeo de Ciberseguridad– y aprovechar la llegada de fondos comunitarios.

Fernández Mañueco y Cabero defendieron como principios irrenunciables en el momento actual la voluntad y capacidad de dialogar y alcanzar acuerdos en los ámbitos político, económico, social e institucional. No en vano, el presidente de la Junta aseguró que constituye un “deber irrenunciable” en el momento actual.