PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mañueco y el PP insisten en que el presidente es “ajeno” a los casos Arroyo, Portillo y Eólicas

El PSOE habla de "boicot" a la investigación y dice que "no se irá de rositas"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, subrayó hoy en su comparecencia en la Comisión de investigación sobre todo el procedimiento de adjudicación e implantación de parques eólicos en Castilla y León que es “ajeno a los hechos investigados” y recalcó la “total honestidad y honorabilidad” de su conducta.

Asimismo, recalcó su “voluntad inequívoca” de sustentar el gobierno regional que preside sobre “principios éticos irreprochables”, y en ese sentido anunció que implantará un “control preventivo de los entes públicos de Castilla y León que evite en el futuro casos como este, cuya planificación y diseño se atribuirá a los servicios jurídicos” de la Administración autonómica.

En su intervención inicial Mañueco también quiso destacar su “confianza absoluta en el estado de derecho, los jueces y los tribunales”. “Los procesos judiciales abiertos esclarecerán los hechos investigados y harán recaer el peso de la ley en quien lo merezca. La justicia es imparcial, y la mejor forma de llegar a la verdad”, apuntó en declaraciones recogidas por Ical.

El presidente del Gobierno regional manifestó su confianza en que esta comisión de investigación “no dé pie a juicios paralelos” y señaló que “el ánimo de descrédito lo vemos día a día en nuestra vida política y no lo deberíamos consentir”. “Por mí parte, quiero manifestar mi absoluto respeto a las actuaciones judiciales y su régimen de garantías para las personas, porque tengo una fe absoluta en el estado de derecho”, añadió.

Fernández Mañueco inició su intervención manifestando su la “profunda confianza” que siente hacia el funcionamiento de las instituciones democráticas. “Remarco mi absoluta voluntad de colaboración, y reitero que poco o nada tengo que aportar a sus trabajos, nunca he desempeñado puesto alguno en Economía, ni en los consejos de administración a cuyo ámbito se circunscriben las responsabilidades políticas que aquí se investigan”, aseguró.

Así, recordó que la pasada legislatura esta comisión no consideró procedente solicitar su intervención, y señaló que lo único que ha variado desde entonces es que ha sido investido presidente de la Junta. “¿Eso modifica mi conocimiento o relación con los hechos pasados que investigan? Desde luego que no, y sus señorías lo saben”, afirmó antes de señalar que ahora preside “un nuevo gobierno centrado en el futuro de esta tierra, que busca impulsar un profundo proceso de modernización de Castilla y León desde el diálogo y la transparencia como principio elemental”.

El presidente de la Junta finalizó su intervención inicial apuntando que “la energía eólica es sostenible, aporta desarrollo y prosperidad a Castilla y León y mejora el presente y el futuro de nuestros pueblos y sus habitantes”. “Los recursos para la promoción empresarial son fundamentales para generar empleo, que es justo lo que ahora Castilla y León necesita más que nunca”, remachó.

El portavoz del PP en la comisión, Salvador Cruz, defendió que el Fernández Mañueco, no tuvo “ni arte ni parte” en los hechos investigados. Cruz consideró que la “nula participación” del jefe del Ejecutivo autonómico es una “cuestión indubitada” y consideró que “lo único que motiva su comparecencia es que a día de hoy es el presidente de la Junta”.

Al respecto, el representante de los ‘populares’ insistió en que la comparecencia de Mañueco ante la comisión se solicitó en febrero de 2020 y no un año antes, cuando aún no había accedido al cargo. En cualquier caso, Cruz agradeció a Mañueco su “voluntad de colaboración” y de contestar a las preguntas de los grupos parlamentarios en un “ejercicio de normalidad democrática y de compromiso con la transparencia”, aunque señaló que la presencia del presidente se da “a sabiendas que poco puede aportar”.

De la misma manera, Cruz criticó que “las mismas formaciones políticas que aquí reclaman comisiones de investigación, las bloquean en otros parlamentos”. “Algunos quieren mucha transparencia cuando están en la oposición y la practican muy poco cuando están en el gobierno”, reprochó el representante del PP, que recurrió al refranero para resumir esa actitud: “argumentos vendo que para mí no tengo”, zanjó.

Por parte de Ciudadanos (Cs), el representante de la formación naranja en la comisión, Javier Panizo, preguntó a Mañueco su opinión acerca de los gastos ocasionados por el traslado de la oficina de la Junta al palacete de la avenida Louis Smichdt, en Bruselas. “Nunca fui a esa oficina”, aseguró Mañueco, que consideró que su opinión “no es relevante para la investigación”. “Aquí buscamos encontrar la verdad, no conocer la opinión de este humilde compareciente”, zanjó el presidente, que defendió la “austeridad, sobriedad y eficacia” de sus actuaciones.

El procurador socialista José Francisco Martín Martínez acusó al presidente de intentar “boicotear” la comisión de investigación. “Usted estaba ahí siempre, y por su actual responsabilidad es quien ahora mismo tiene mas información de todo lo que pasó y probablemente de lo que siga pasando. Es inútil que niegue su participación en estos hechos tan graves”, acusó.

Para Martín, Mañueco “es el dirigente que en menos tiempo ha faltado más a su palabra en los compromisos con los ciudadanos, agentes sociales e incluso con los afiliados del PP”,y por ello le recalcó la obligatoriedad de “decir la verdad”, augurando al inicio de su alocución que no lograría irse “de rositas”.