PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Manuel Vilches: ‘El 84% que puede elegir en España entre sanidad pública y privada elige la privada’

@jmfrancas. Manuel Vilches (@drvilchesm), médico, cirujano digestivo, está actualmente dedicado al ámbito de la gestión desde hace años en aseguradoras y gerencia de hospitales y en este momento es Director General de Fundación IDIS y Director de Salud Internacional e Innovación de Cofares.

PUBLICIDAD

JMF: ¿Qué es la Fundación IDIS?

Manuel Vilches: Fundación IDIS es una fundación sin ánimo de lucro que engloba a todos los actores del emprendimiento privado en Sanidad, aseguradoras, hospitales, industria farmacéutica y tecnológica, etc. cuya misión es poner en valor la aportación de valor del sector privado al sistema sanitario español. También están todas las asociaciones de pacientes importantes, OMC, CGCOF, etc, etc.

JMF: ¿Es la sanidad un buen negocio?

PUBLICIDAD

Manuel Vilches: La sanidad -de financiación privada- no es un buen negocio, pero si es un sector sólido y de futuro, que puede gestionarse de manera eficiente para que pueda aportar unos márgenes -mínimos-, pero que le permitan mantenerse en el tiempo…, está muy lejos de ser lo que se conoce como un negocio rentable, comparando con los rendimientos de otros sectores, pero sí es un sector en crecimiento y cada vez mas reconocido por sus usuarios.

JMF: ¿Qué interés para la inversión privada tiene entonces?

Manuel Vilches: Creo que la seguridad y el crecimiento en época de crisis, con rendimientos negativos, un sector que sigue creciendo al 3-5% siempre genera interés, y más cuando cada año se incorporan al mismo en el seguro de salud 300-400.000 persona; además, no nos olvidemos que la sanidad se ha internalizado como un bien de primera necesidad, y seguirá aumentando en todos los entornos, público o privado, su peso, porque nadie está dispuesto a renunciar al magnífico sistema sanitario global que tenemos.

JMF: Se ataca a la sanidad privada diciendo que es solo un sacaeuros…

PUBLICIDAD

Manuel Vilches: La sanidad es la gran desconocida en costes en este país. Si alguien piensa que se pueden dar pólizas de seguro de salud por 50-60 euros, que creo que es la prima media, y cubrir prácticamente todo, incluyendo oncología y prótesis, y piensa que le están “quitando” el dinero es que claramente desconoce los costes reales. En el sistema público nos gastamos de nuestros impuestos más de 70.000 millones de euros, más otros casi 30.000 millones de euros del privado, la sanidad es muy costosa de mantener, y si más de 10,3 millones de personas han decidido, voluntariamente, disponer de un sistema alternativo y complementario al que ya financian con sus impuestos, merecen el respeto de que piensen que están invirtiendo bien el poco dinero que se gastan en comparación a cualquier otro país del mundo (mas del doble como mínimo…).

JMF: ¿Cuesta dinero al Estado la sanidad privada?

Manuel Vilches: Es justo a la inversa. La sanidad privada contribuye a la sostenibilidad del sistema público, realizando el 31% de las intervenciones quirúrgicas del país (1,5 M de los 5 M totales, en números redondos), el 25 % de las urgencias o de los ingresos…, ¡¡¡pensemos que toda esa actividad tuviera que hacerse en el sistema público!!! se colapsaría al minuto siguiente. Todo el gasto que se realiza en entorno privado, una cápita de más de 500 €/pax/año complementa los 1500 € de media (hay mucha variación entre comunidades) del sector público y le ayuda a no engrosar más listas de espera y a no tener que gastar mucho más para poder realizar la actividad. En la Fundación IDIS hacemos una estimación de una aportación directa de entre 5.000 y mas de 10.000 M € por parte del sistema privado en función del uso que se haga del mismo, mixto (no olvidemos que TODOS los españoles financiamos con nuestros impuestos el sistema público y tenemos el derecho de usarlo) o exclusivamente privado, que sería el tramo alto, pero más que la aportación económica creemos que lo más importante es la gran actividad que realiza, de máxima complejidad y con la última tecnología, y el trabajo que da a mas de 260.000 profesionales de manera directa y otros tanto de manera indirecta. Una actividad que genera alrededor de 3 puntos del PIB del país, como decía al principio, es justo al contrario, aporta, y mucho, al funcionamiento de nuestro sistema sanitario financiado por impuestos.

JMF: Deja mal al sistema público de salud que tanta gente pague por un seguro de sanidad privada ¿no?

Manuel Vilches: Bueno, lo que parece es que toda esa gente tiene alguna necesidad no cubierta por el sistema público, y si tiene oportunidad de tenerla, lo hará. Creo que básicamente es secundario a los grandes problemas de accesibilidad del sistema público, con largas listas de espera para intervenciones quirúrgicas o pruebas diagnósticas, y el gran cambio a mejor desarrollado por la sanidad privada en los últimos 15 años, con hospitales docentes, universitarios, centros de última tecnología y máxima complejidad y, sobre todo, sin listas de espera. En nuestro Informe RESA publicamos indicadores de acceso a resonancia o mamografía de 6-9 días, o de 5 M de urgencias en una media de 23 minutos, o de comienzo de un tratamiento oncológico (mama, colon, pulmón) en menos de 15 días. Además de indicadores de resultados iguales o incluso mejores a los observatorios de Madrid o Cataluña… Ha habido alguna consulta por parte de la Unión Europea en ese sentido de preguntar porqué hay un índice de aseguramiento tan alto en un país con un sistema sanitario universal, yo creo que es básicamente por tema del acceso a los servicios y del coste tan ajustado de los seguros de salud, que permiten que cualquier persona se plantee el poder disponer de prestaciones sanitarias de manera complementaria a las que ya dispone. El sistema público es magnífico, tiene algunos puntos evidentes de mejora, y la accesibilidad es uno de ellos, en general y la sanidad privada está para ayudar a ello, no lo deja mal, simplemente nos complementamos y eso hace que podamos seguir con nuestro magnífico sistema sanitario global.

JMF: ¿Es lógico que el ciudadano pague dos veces? ¿No sería más lógico que pudiera escoger entre público y privado y pagar solo el que usa?

Manuel Vilches: Bueno, es una gran pregunta… Es muy difícil elevarlo al total, porque hay servicios que deben ser únicos por eficiencia, como los trasplantes, etc, pero si que debería plantearse que la financiación siga al paciente, como en otros países. Aquí tenemos un modelo así, que es el modelo de los funcionarios del Estado, el conocido como modelo MUFACE (también ISFAS y MUGEJU), 2,3 M de personas que pueden elegir, público o privado, de manera excluyente, no se pueden usar los dos, y el 84% de media en los últimos años, casi 1,9 M de personas, eligen el sistema privado, recibiendo la asistencia global por un coste un 30 % menor que el resto de los españoles. Al menos deberíamos plantearnos alternativas, no creo que todos ellos se equivoquen al elegir año tras año, ¿no?.

JMF: ¿Se está privatizando la sanidad en España como dicen algunos?

Manuel Vilches: En absoluto, decir eso demuestra el gran desconocimiento del sector. Ya he comentado las cifras globales, y el desembolso en los seguros de salud es voluntario, la sociedad civil, que somos los españoles de a pie, decidimos, en nuestro pleno derecho, financiar un sistema de prestaciones complementarias que ayuda a las públicas. Privatizar es cambiar la titularidad de algo, comprarlo, y en ningún caso se está dando esa posibilidad. Si se refieren al tema de los conciertos o las concesiones, no es más que financiación pública con gestión privada, eso no es privatizar, sino buscar fórmulas de gestión eficientes que permitan solucionar problemas de presupuesto o disponibilidad de infraestructuras o actividad para poder cumplir con la obligación, como Estado, de proveer los servicios sanitarios en todo momento, otra cosa es que se exija transparencia máxima, son nuestros impuestos, y nosotros también defendemos eso, la máxima claridad para eliminar los discursos ideologizados y alejados de la eficiencia y del objetivo único, que debería dar a los pacientes la máxima calidad y agilidad en la asistencia sanitaria. De los 7.500 millones de euros que el Estado destina al ámbito de conciertos, la inmensa mayoría son prestaciones que se dan directamente en el sector público por el sector privado, como las ambulancias, las terapias respiratorias domiciliarias, las unidades de hemodiálisis, etc, etc , sólo una pequeña parte, de alrededor de 1600 millones va a asistencia sanitaria (descongestión de listas de espera, pruebas diagnósticas, etc.), como ve, no es el Estado (en nuestro país a través de las Comunidades Autónomas) el que financia a la sanidad privada, son los propios ciudadanos en su inmensa mayoría, y el sistema público utiliza, en buena lógica, servicios imprescindibles (que no es capaz de dar de manera directa, como he comentado del transporte sanitario, por ejemplo) que realiza el sector privado. Es un gran ejemplo de simbiosis positiva.

JMF: Gracias Manuel, quedan temas abiertos, colaboración publico privada hospitalaria y otros, pero ya has dado mucho información que hay que digerir. Una brazo y si te dejas hasta otra.

Manuel Vilches: Por supuesto, Josep Maria, cuando quieras… Un abrazo.