Margallo pide por carta una reunión a Romeva por la Consejería de Exteriores

Margallo pide por carta una reunión a Romeva por la Consejería de Exteriores

08 marzo, 2016
|
Actualizado: 08 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha enviado una carta al consejero catalán de Exteriores, Raül Romeva, en la que le recalcaba que Cataluña no tiene competencias en la acción exterior del Estado.

La carta, a la que ha tenido acceso Efe y que fue enviada el 17 de febrero, es la respuesta de García-Margallo a una anterior que le dirigió Romeva -con fecha 28 de enero- en la que le manifestaba su interés en mantener una reunión «con el fin de tratar asuntos de interés común y establecer mecanismos de información y colaboración».

La Generalitat acordó la semana pasada el cambio de nombre de la Conselleria de Exteriores para así esquivar la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional (TC) a raíz del recurso presentado por el Gobierno central.

Así, el departamento de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia que dirige Raül Romeva pasa a llamarse departamento de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia.

El ministro de Exteriores alude al recurso del Gobierno y a la suspensión cautelar, para asegurar que es «aconsejable» esperar a que el Constitucional se pronuncie «para reanudar al completo» los cauces habituales de interlocución entre este Ministerio y la Generalitat de Cataluña. «Como sería mi deseo«, concluye.

En su carta a Romeva, García-Margallo comienza agradeciéndole su misiva y garantizándole «la plena continuidad» en la colaboración que Exteriores ha prestado siempre a Cataluña «dentro de las competencias que constitucionalmente le corresponden en el ámbito de la acción exterior«.

A continuación, le recuerda que el Gobierno «se ha visto obligado» a presentar ante el Tribunal Constitucional un conflicto de competencias por «la creación, denominación, estructuración y competencias» de la Consejería que dirige Romeva.

«La creación de una Consejería de Asuntos Exteriores se inscribe, según sus propias declaraciones, en la decisión de ir estableciendo estructuras de Estado; propósito que, como puede suponer, choca frontalmente con la legalidad española e internacional», afirma el ministro de Exteriores.

El ministro recalca que «ha sido empeño muy especial» del ministerio que dirige «la protección de sus ciudadanos, la promoción de la lengua y la cultura catalanas», la colaboración con sus acciones de cooperación al desarrollo, así como la defensa de los intereses económicos y comerciales de las empresas catalanas en el exterior.

«Como es de su conocimiento», apostilla García-Margallo quien adelanta a Romeva que «así va a continuar siendo» tanto con Cataluña como con el resto de autonomías «siempre con respeto» al marco constitucional y estatutario, así como «a la Ley de la Acción y del Servicio Exterior del Estado».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD