Cómo el marido de Colau pasó de servir cervezas a colocar las urnas

Cómo el marido de Colau pasó de servir cervezas a colocar las urnas

22 septiembre, 2017
|
Actualizado: 22 septiembre, 2017 17:07
|
PUBLICIDAD

Fuentes del entorno del equipo de Gobierno del Ayutamiento de Barcelona han apuntado que la organización del referéndum en la ciudad se pactó mediante una serie de reuniones que mantuvieron el consejero de Salud, Antoni Comín, con el marido de la alcaldesa, Ada Colau, el político Adrià Alemany. Ya el pasado 19 de septiembre Adrià Alemany llegó a compartir escenario con representantes de la CUP en un acto donde habló responsabilidad de construir una Cataluña separatista. Tras su actividad al lado del independentismo catalán, la pareja de la alcaldesa se ha convertido en una figura clave tanto en la construcción de Barcelona en Comú como de Catalunya en Comú, se ha puesto al frente del nuevo equipo encargado de explorar posibles acuerdos con ERC.

Junto a Alemany, que ya cumplió una función fundamental en el lanzamiento político de Ada Colau, el equipo negociador lo conforman además otrasdos personas de mayor confianza de la alcaldesa: el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello (de nacionalidad argentina), y el gerente del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí.

El primero forma parte del sector de los ‘comuns’ más favorable al referéndum ilegal convocado el 1-O, mientras que el segundo formó parte del entorno de ERC hasta su fichaje por Colau.

Hasta que Colau lo colocó en 2015 en el Ayuntamiento, Alemany trabajaba la Fundación del Fútbol Club Barcelona y también era activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, considera que el 1 de octubre «va a pasar algo» y ha añadido que «entre el referéndum y la nada, seguro que va a haber una grandísima movilización».

En su opinión «está habiendo situaciones a través de la Guardia Civil y de la Fiscalía que muchos pensábamos que no las iríamos a ver. Cosas que no son solo malas para Cataluña, sino que son malas para la democracia y para toda España».

Colau afirma que ese nivel «de represión» va a incitar más a la movilización y denuncia que el PP «se esfuerza mucho por animar la participación en Cataluña» con la gestión que está haciendo de esta crisis.

Sobre las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el sentido de que se le está obligando a hacer lo que no quiere hacer, Colau ha afirmado «no entiendo esa frase», ya que en política uno tiene que trabajar para hacerlo lo mejor posible, y para intentar hacer lo que quiere conseguir.

En su opinión «no va a producirse el referéndum que Cataluña necesita y si se puede votar creo que no va a salir un resultado que se pueda considerar vinculante».

Colau añade que en función del resultado la posible proclamación de independencia sería ilógica ya que «te la tienen que reconocer» y asevera que «es muy difícil imaginar que este proceso se pueda hacer si no es con un referéndum acordado y pactado».

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD