Mastercard prevé maximizar y profundizar en sus actuales patrocinios

Mastercard prevé maximizar y profundizar en sus actuales patrocinios

30 mayo, 2016
|
Actualizado: 30 mayo, 2016 0:00
|

Mastercard prevé maximizar y profundizar en los contratos de patrocinio que actualmente desarrolla en todo el mundo, entre los que destaca la final de la Champions, la mayor operación de patrocinio a nivel mundial de toda la historia de la empresa de medios de pago, antes que lanzarse a nuevos proyectos.

Así lo ha explicado el director de patrocinios de Mastercard para Europa, David Molina, un defensor a ultranza de los patrocinios frente a otras estrategias de publicidad masiva que en su opinión son «más intrusivas y menos eficaces».

Se trata, explica Molina de maximizar y profundizar en aquellas áreas donde se pueda mejorar la estrategia actual, y en negociar contratos ya existentes; como ejemplo, relata que en varios países de Europa del Este existe un enorme interés por el esquí, un campo que Mastercard ha comenzado a patrocinar no hace mucho.

El patrocinio no es comparable a lanzar grandes campañas de publicidad «que en ocasiones hacen que las marcas sean percibidas con cierto hastío por parte de los consumidores», sino, al contrario, de dar relevancia a la marca.

El mensaje de Mastercard «es muy claro, y es que la gente haga más pagos con tarjetas», algo en lo que David Molina asegura que las empresas de medios de pago «han hecho y están haciendo una labor didáctica entre la población».

Tarde o temprano, el dinero en efectivo dejará de existir, y de hecho «ya empieza a estar mal visto pagar en efectivo en algunos países del Norte de Europa», asegura.

Y tiene lógica, ya que pagar en efectivo permite una serie de operaciones opacas, «pagos en negro, economía sumergida», que el pago electrónico deja fuera de juego.

No está claro cuál va a ser el medio de pago del futuro, si la tarjeta o el pago por móvil, aunque la tendencia de los consumidores va claramente por el camino del pago digital por móvil, pero en cualquier caso «en pocos años, hay quien habla de 2020», el dinero en efectivo estará en vías de extinción.

Las nuevas generaciones «ya no entienden lo que es el pago en efectivo, ni se lo plantean, porque no entienden nada que no sea digital».

Por lo que respecta al patrocinio, un segmento económico al alza, Molina señala que «empieza a ser más importante para las empresas que la publicidad; ya se están ‘rebalanceando’ las estrategias de mercadotecnia, y aunque todo se resintió con la crisis, lo cierto es que el patrocinio se percibe ahora como menos intrusivo y más eficaz».

No es que las empresas hayan dejado de invertir en publicidad, matiza, sino que lo hacen de otra forma.

Para Mastercard el patrocinio, por ejemplo de un evento de impacto global como es la final de la Champions, se plantea como «un regalo a los ‘fans'», que no son los clientes directos de la compañías sino los bancos- pero que de esta manera encuentran una vinculación a la hora de efectuar un pago.

Para la campaña de patrocinio de la Champions, «que ha durado nueve meses, no se limita solo a la final», explica Molina, Mastercard ha contado con varios «embajadores».

Entre ellos destacan el portero de la selección italiana de fútbol Gianluigi Buffon, actualmente concentrado con el equipo nacional, y el exfutbolista Edgard Davids, que ha jugado entre otros en el Ajax, el Milan, la Juventus, el Barcelona y el Inter de Milán. Estos «embajadores» de Mastercard han tenido la oportunidad de «sorprender a los usuarios de las tarjetas en restaurantes y todo tipo de eventos», algo que crea un vínculo entre el cliente y la empresa de medios de pagos, «que es el fin último del patrocinio». 

Noticias Relacionadas: