Mayor patronal de Brasil presionará al Congreso para la salida de Rousseff

Mayor patronal de Brasil presionará al Congreso para la salida de Rousseff

17 marzo, 2016
|
Actualizado: 17 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Sao Paulo, 17 mar.- El mayor y más influyente gremio empresarial de Brasil anunció que aumentará la presión sobre los parlamentarios del Congreso para que promuevan lo más rápido posible el juicio político que amenaza con destituir a la presidenta Dilma Rousseff y cuyos trámites retomó hoy la Cámara de Diputados.

El presidente de la Federación de Industrias de Sao Paulo (Fiesp), Paulo Skaf, informó en una rueda de prensa que, a partir de la próxima semana, las entidades que conforman la patronal «se concentrarán en el Congreso Nacional para concienciar a los diputados» a favor del juicio contra Rousseff.

La acción de la Fiesp busca, en palabras de Skaf, que los diputados «voten, faciliten y agilicen el proceso y que haya lo más rápido posible un ‘impeachment’ a la presidenta» para que «el país salga de ese círculo vicioso de desempleo, de paralización de la inversión y de total falta de confianza y control».

La Cámara de Diputados eligió hoy a los 65 miembros de una comisión especial que definirá si existen méritos jurídicos para que se abra un juicio con miras a la destitución de Rousseff, un trámite promovido por la oposición y que se basa en supuestas irregularidades fiscales cometidas en los balances de 2014 y 2015.

«Si tomamos el conjunto de hechos ocurridos, por mucho menos, por un 1 %, muchos gobernantes en el mundo o renuncian o algunos incluso se llegan a suicidar», aseveró Skaf, quien agregó: «no estoy proponiendo eso».

El dirigente del poderoso gremio empresarial descartó la posibilidad de impulsar una huelga general porque, dijo, «es momento de ser pragmáticos y ya existe mucha confusión en el país».

Skaf forma parte del oficialista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la principal fuerza política del país, pero pertenece a las alas díscolas de la formación, la cual se dio el pasado fin de semana un plazo de 30 días para decidir si abandona el Ejecutivo.

La ruptura del PMDB -liderado por el vicepresidente Michel Temer- con el Ejecutivo podría ser crucial de cara al eventual juicio político contra Rousseff y, según Skaf, no tardará en producirse.

«Temer convocará una reunión en cualquier momento, puede que incluso hoy, y creo que se tomará la decisión de desembarcar del Gobierno y retirar todos los cargos», opinó Skaf, quien garantizó que dicha decisión se tomará antes de que se venza el plazo máximo establecido por la directiva.

De cumplirse, el PMDB seguiría la estela del Partido Republicano, que abandonó al Ejecutivo este miércoles a raíz de un nuevo escándalo en torno a la mandataria y a su antecesor, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que asumió hoy el ministerio de la Presidencia, la cartera más influyente del gabinete de Rousseff.

Sin embargo, una decisión cautelar tomada por un juez federal de Brasilia anuló el nombramiento, tras lo que el Tribunal Supremo dio cinco días de plazo para que la Fiscalía, el Gobierno y el abogado del Estado presten informaciones antes de analizar las demandas.

Las acciones fueron presentadas por los opositores Partido Socialista Brasileño (PSB) y Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). EFE

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD