Cómo afecta a las empresas del IBEX 35 las compras del BCE y los riesgos

Cómo afecta a las empresas del IBEX 35 las compras del BCE y los riesgos

12 junio, 2016
|
Actualizado: 12 junio, 2016 11:19
|
PUBLICIDAD

El Banco Central Europeo ha iniciado su compra de deuda privada por primera vez desde su creación, siguiendo así la línea marcada por el Banco Central de Japón y la Reserva Federal de EE UU. La operación ha generado controversia entre expertos y economistas, más cuando hay numerosas dudas sobre qué hará el BCE cuando de por finalizada esta operativa sufragada con el dinero de los contribuyentes europeos. Las compras alcanzan un montante de 80.000 millones de euros al mes.

En España ha comprado deuda a largo plazo de Telefónica y de otras compañías energéticas y de seguros. La medida es «relativamente positiva para empresas que ya se financiaban baratas» hasta ahora, ha señalado Carlos Laredo, de GPM Broker, al tiempo que ha indicado: «Es muy negativa para los bancos», ya que las entidades financieras han perdido los pocos márgenes de «carry-trade» que tenían y en la rentabilidad que les proporcionaban los fondos de renta fija. Estas compras son «negativas para la mayoría del sistema financiero mundial», ha explicado.

Y es que, a su juicio, «el BCE esta ahogando a la banca para que preste riesgo, y a su vez controlando que no se incurra en riesgo por estas entidades». Es decir, incita a prestar dinero a una demanda no solvente, al tiempo que le impide hacerlo para no volver a cometer los errores del pasado. «El resultado es un embudo de difícil solución donde la solución pasa por normalizar la situación financiera mundial y que los bonos sin bancos centrales coticen el riesgo real de dicha deuda, eso será muy doloroso para bancos que quebrarían y sobre todo

 

Meigatrader, premio del público a la mejor tuitera de Bolsalia 2014, ha recordado que estas compras se realizan a través de seis bancos centrales: Bélgica, Alemania, España, Francia, Italia y Finlandia, «los responsables de un área de la Eurozona bajo la coordinación de Fráncfort.

A su juicio, para estas compras se han escogido «empresas sólidas y con perspectivas de crecimiento». Así, se han elegido telecomunicaciones, eléctricas y seguros. «Por ahora su movimiento ha conseguido bajar los tipos de la deuda de las empresas por debajo del 1%», ha destacado, al tiempo que ha señalado que en España se ha decantado por Telefónica, con obligaciones a diez años.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD