Aparece un email de Máximo Buch que desmonta su defensa, y la de Bernia

Aparece un email de Máximo Buch que desmonta su defensa, y la de Bernia

20 diciembre, 2023
|
Actualizado: 20 diciembre, 2023 19:03
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

Al despacho de Antonio Aynat, ha llegado un email de fecha 4 de abril de 2022, que desmonta absolutamente el acuerdo de diciembre de ese año por el que JZI consiguió que Máximo Buch y Bernia declararán en su favor a cambio de perdonarles el dinero presuntamente estafado por la pareja y hacerles participes de los beneficios obtenidos en la venta de Stator.

En el citado email, Máximo Buch reconoce que cuando se crea Stator, él y Bernia se quedan inicialmente el 50% de la sociedad cada uno en su condición de gestores en nombre de Gedesco para evitar que ésta figure como titular real, y que su auténtica participación se reduce al 10%, que debían recibir en pago a sus servicios como administradores. Buch y Bernia confirman que Stator tenía como objetivo adquirir empresas que necesitasen financiación y se pudiesen comprar a un precio competitivo, siempre y cuando quedarán fuera de los objetivos del fondo JZI, por ser de tamaño insuficiente.

En el mismo email, Máximo Buch reconoce que los acuerdos verbales entre él y Bernia con Antonio Aynat, Javier García Escrivá y Ole Groth, en representación éstos de Gedesco y JZI, se basaron en la confianza mutua; y que posteriormente, en 2019, dicho acuerdo verbales, consistentes en una opción de compra sobre las participaciones de Stator, se documentaron contrato elevado a público, reconociendo, además, que dicha opción de compra estaba en dicha fecha cedida igualmente a Gedesco.

Máximo Buch también reconoce que Stator ha sido un instrumento que ha generado notable valor a Gedesco, por los intereses pagados, amortización de préstamos importantes y plusvalías generadas.

En el email, Máximo Buch ataca a JZI y dice no entender por qué presenta una demanda en Nueva York, cuando todos los beneficios de las operaciones realizadas se encuentran en Gedesco, y la matriz española ha recibido una TAE promedio de la financiación superior a los dos dígitos.

Hasta 2022 Gedesco fue el banco español con mejores ratios de rentabilidad, por lo que llegó a tener un valor en el mercado que superaba a entidades como Bankinter. Su valor superaba los 1.000 millones de euros, antes de la operación ASALTO a la que fue sometida la entidad por parte de JZI, Máximo Buch y Ernesto Bernia.

Antonio Aynat y sus socios, prepararon la salida a Bolsa de Gedesco con cuatro grandes divisiones financieras: Financiación bancaria tradicional, Challenger bank, Fintec y Asset Management (a través de Stator). 

Máximo Buch fue conocedor de todo el proceso de salida a Bolsa al ser en aquel momento una persona de confianza de Aynat en Stator Management. Y conscientemente, tras ser descubiertos los presuntos delitos cometidos por estos gestores al mando de STATOR, tanto Buch, como Bernia junto con JZI, socio mayoritario de GEDESCO, trazan un plan para hacerse con la gestión de Gedesco: el fondo americano llega a un acuerdo transaccional con los Buch y Bernia a cambio de obtener su colaboración para tratar de apartar a los gestores y fundadores de Gedesco, tras el fallido intento de demanda en Nueva York. Se intenta masacrar la imagen pública de los fundadores en España, para posteriormente hacerse con el control de la mayor empresa financiera de España fuera del sistema bancario tradicional.

Como ya se ha denunciado en el juzgado, Buch y Bernia ordenaron borrar todos los emails que les comprometían en esta operación de asalto, emails en los que, como se ve, hablaban de Gedesco, cuando ninguno de los dos trabajaba en la matriz. 

Los tres implicados intentaban tapar sus vergüenzas: JZI tenía graves problemas financieros por Ombuds y conflicto abierto con sus gestores en Europa; Buch y Bernia intentaban tapar operaciones fallidas financiadas con pagarés “pelota”, así como el desvío de ingentes cuantías mediante la creación de esquemas societarios defraudatorios; etc. Y por eso emprenden una batalla judicial para hacerse con el control de Gedesco, y una batalla reputacional para minar la imagen de los gestores legales de la compañía.

Noticias Relacionadas: