PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La CNMV da luz verde al canje del bono por el 55% de lo suscrito y un 15% adicional en efectivo.

Aprobado el canje de las aportaciones de Eroski con una quita del 30%

Las Aportaciones Financieras Subordinadas (AFS) de Eroski, una marca mítica en el País Vasco, se podrán canjear a partir de mañana, tras haber aceptado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el bono por el que van a ser cambiadas, ha informado hoy la cooperativa vasca. Al final, los inversores que suscribieron esas aportaciones perderán un 30% del dinero aportado.

La oferta de Eroski es cambiar las aportaciones por un bono con vencimiento a 12 años y un valor del 55 % del valor nominal de las aportaciones suscritas, con un interés del euríbor más 3 puntos.

Además, entregará a los inversores interesados en el canje un 15 % del valor nominal de las aportaciones en metálico, pero el resto del dinero -hasta el 100 por 100 del valor de la aportación-, lo perderán, ya que habrá una quita del 30 por ciento de su inversión inicial.

El canje de las antiguas aportaciones por el nuevo bono será voluntario y aquellos poseedores de aportaciones subordinadas que lo suscriban recibirán y no verán revisados los intereses que han percibido hasta el momento. El periodo de suscripción de los nuevos bonos, abierto desde mañana, se cerrará el 27 de este mes de enero.

Eroski se decantó por esta solución para solventar el problema que se había generado con los suscriptores de las AFS, en su gran mayoría pequeños ahorradores, al no poder venderlas y quedar cautivo el dinero invertido, igual que ha ocurrido con otros instrumentos financieros como las preferentes.

Estas aportaciones de Eroski, suscritas desde 2002, en emisiones sucesivas, suman unos 660 millones de euros inmovilizados, con unos treinta mil afectados.

Cuando hace un año se conocieron las condiciones del canje se sucedieron las protestas de afectados, descontentos con las condiciones, especialmente con la quita de un 30 por ciento de su inversión.

A partir de mañana se conocerá cuántos de estos afectados aceptan las condiciones u optan por la vía judicial.

El director financiero de Eroski, José Ramón Anduaga, ha defendido “la alternativa de canje como el mejor acuerdo posible entre todas las partes implicadas”. Este bono fue diseñado con la mediación del Instituto vasco de Consumo Kontsumobide.

Según los cálculos de Eroski, teniendo en cuenta la totalidad de las rentas obtenidas desde la adquisición de las AFSE en sus diferentes emisiones, los inversores que acepten la oferta de canje y suscriban la emisión y mantengan las obligaciones subordinadas hasta su vencimiento, obtendrán una rentabilidad estimada entre el 3,72 % TAE para la emisión de 2002 y el 2,29 % TAE para la emisión de 2007.

Tras el canje, y al igual que las actuales AFSE, las nuevas obligaciones subordinadas cotizarán en la plataforma SEND del Mercado de Renta Fija AIAF.

Por otra parte, el próximo 31 de enero Eroski procederá a abonar un total de 20 millones de euros entre sus inversores de títulos AFSE en concepto de pago de los intereses correspondientes a 2015. Esta retribución corresponde a un tipo del 3,271 % para las emisiones del 2002, 2003 y 2004, y del 2,771 % para la emisión de 2007.