PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EFE/Chema Moya

BBVA y Telefónica, dos históricos de la Bolsa en cambios mínimos

Durante años lucharon por ocupar el primer lugar de capitalización de la Bolsa española y atraerse a los inversores. BBVA y Telefónica son dos valores históricos del Ibex 35 que hoy luchan, sin embargo, por sortear sus mínimos históricos.

PUBLICIDAD

Telefónica y BBVA son dos de los valores de la Bolsa española que cuentan con mayor número de accionistas particulares. Los dos superan el millón de accionistas particulares, unos accionistas que han visto como desde 2007, año en el que los dos tocaron máximos históricos, su inversión se ha ido deteriorando a ritmo acelerado. De hecho, se puede decir que el siglo XXI es un siglo perdido para ellos y en los dos casos sus cotizaciones están por debajo de como comenzaron el año 2.000 y se encuentran en la zona de mínimos históricos.

El 31 de diciembre de 1999, Telefónica cerró el año en 23,44 euros. Hoy lo ha hecho a 6,11 euros, casi el 74% menos. En 1999, la compañía estaba presidida por Juan Villalonga y alcanzó su máximo histórico en febrero de 2000 por encima de los 31 euros. Villalonga fue destituido por Aznar ese mismo ejercicio por el escándalo de las opciones sobre acciones, las ‘stocks options’, y la presidencia fue asumida por César Alierta, que, por cierto, desde la comisión de Retribuciones de la propia Telefónica a la que pertenecía, además de ser presidente de Altadis, fue el que flitró que Villalonga iba a cobrar más de 4.300 millones de pesetas (26 millones de euros) por el ejercicio de esas opciones sobre acciones de la operadora como parte de su sueldo.

PUBLICIDAD

Tras el cese de Villalonga y el nombramiento de César Alierta, los accionistas de Telefónica jamas volvieron a ver ese cambio de 31 euros. Bajo la presidencia de Alierta alcanzaron un máximo de 22,90 euros en noviembre de 2007, en pleno boom económico. Pero desde entonces, la acción no ha hecho nada más que caer. Los accionistas pierden desde máximos más del 80%, es decir, 80 euros por cada 100 invertidos. En el siglo 21, la pérdida del valor de la acción es de 74 euros por cada 100 invertidos.

Mientras tanto, Alierta, que cobraba una media de 10 millones de euros al año entre fijo y variable, se retiró en 2017 con un fondo de pensiones de 55 millones de euros y un sueldo especial de 500.000 euros anuales por ser consejero externo -renunció más tarde-, más el sueldo, no público, como presidente de la Fundación Telefónica, que le permite el uso de los aviones privados de la compañía, así como seguridad, chófer, secretaria, despacho, etc.

BBVA, de 20,08 euros a 4,27

BBVA cerró el año 1999 a 11,457 euros. Hoy lo ha hecho a 4,27 euros, casi el 70% menos, y en la zona de sus mínimos históricos. Marcó su cambio máximo el 7 de febrero de 2007 en los 20,08 euros. Sus accionistas han perdido desde entonces 79 euros por cada 100 invertidos desde 2007. Y es que la cotización no se ha recuperado desde la crisis desatada en 2008, una situación que se ha agravado en el último año por los errores en inversiones estratégicas, como Turquía, Argentina o México, así como por el escándalo del caso Villarejo-Francisco González, por el que está siendo investigado y tendrá que declarar el día 24 de septiembre.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, el presidente que ha dirigido el banco durante todo estos años que tantas pérdidas han generado a los accionistas, además de cobrar un sueldo anual próximo a los 10 millones de euros, se ha retirado con un fondo de pensiones de 80 millones de euros -que ha quedado en suspendido temporalmente por el caso Villarejo, más otros 30 millones de euros en acciones. En total, de no haber trascendido este caso, González hubiera tenido un retiro dorado de 110 millones de euros, además del sueldo por ser presidente de Honor del BBVA y de la Fundación, así como otros beneficios, que alcanzaban desde el uso del avión del banco hasta chófer, secretaria, despacho o seguridad, el único servicio que mantiene el BBVA hasta que se resuelva el caso Villarejo.

En ambos casos, la caídas a mínimos del BBVA y Telefónica no se le puede apuntar exclusivamente al comportamiento del mercado. El Ibex 35, indice al que pertenecen, ha bajado el 13% entre el 31 de diciembre de 1999 y el 19 de agosto de 2019, frente a la caída del 70% del banco y del 74% de la operadores.

Respecto a los máximos, el Ibex (15.945 puntos, el 8 de noviembre de 2007) ha caído el 45%. Telefónica lo ha hecho en un 80% y BBVA, en un 79%.