El bitcoin se desploma un 20% y se aleja de la onza de oro

El bitcoin se desploma un 20% y se aleja de la onza de oro

11 enero, 2017
|
Actualizado: 11 enero, 2017 8:56
|
PUBLICIDAD

A principios de año el precio del bitcoin rozaba el precio de cotización de la onza de oro. Por aquel entonces se llegaba a hablar como una alternativa de inversión al valor refugio por excelencia.
No obstante, desde los 1.123 dólares que costaba hacerse por un bitcoin el pasado 4 de enero, la criptomoneda ha iniciado una salvaje caída del 20% en solo una semana, hasta poco más de 900 dólares. Pese a no estar bajo regulación alguna, el bitcoin sufre una tremenda volatilidad y es muy vulnerable a las decisiones que adoptan Gobiernos y bancos centrales sobre su uso.
El bitcoin experimentó una brusca subida durante el año pasado, del 125%, una de las inversiones más rentables y alcanzaba el pasado 4 de enero los máximos desde 2013.
La criptomoneda está fuera aún de la regulación de los bancos centrales y su precio se estipula únicamente por el cambio de miles de usuarios en todo el mundo. No obstante, es muy vulnerable a las decisiones de gobiernos y bancos centrales. La mayoría de transacciones de bitcoins se están realizando en China, por lo que la moneda virtual estaría usándose para sacar capital del país.
China se ha puesto manos a la obra para impedirlo y están adoptando todo tipos de medidas para evitar que sus capitales salgan del país.
El Gobierno de Pekín ha basado sus argumentos en la brusca revalorización del bitcoin frente al yuan chino. De hecho, la moneda virtual se ha disparado un 160% frente a la divisa del gigante asiático. Según Financial Times, el banco central chino está examinando las transacciones de bitcoins en los últimos meses.
La criptomoneda está sometida a una alta volatilidad, de llegar a 1.000 dólares por unidad a caer por debajo de los 400 en apenas unas semanas, como se vio en el caso la plataforma japonesa Gox en 2013. A partir de entonces, su precio se ha disparado, con fuertes subidas durante el 2016, de hasta dos dígitos en algunos días, una volatilidad no apta para cardíacos, más cuando en algunas sesiones se registraron revalorizaciones cercanas al 40%. Estos bruscos movimientos apenas se han registrado en las monedas reguladas, con algunas excepciones.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD