Castigo a Endesa e Iberdrola en la Bolsa

Castigo a Endesa e Iberdrola en la Bolsa

Endesa ha perdido un 5,71 %, el mayor descenso del Ibex 35, mientras que Iberdrola se ha dejado un 2,74 %, la segunda caída más acusada
31 mayo, 2021
|
Actualizado: 31 mayo, 2021 18:58
|

Endesa e Iberdrola, dos de las grandes eléctricas españoles, han bajado hoy con fuerza en bolsa tras conocerse la intención del Gobierno de recortar la retribución de las centrales hidráulicas y nucleares. Hace unas semanas, los responsables de ambas eléctricas, José Bogas e Ignacio Sánchez Galán, respectivamente, manifestaban su satisfacción con el Gobierno de Pedro Sánchez y la ministra Teresa Ribera por el Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE). Hoy, otra decisión del Ejecutivo, se vuelve contra ellos.


Endesa, filial de la empresa pública italiana Enel, ha perdido un 5,71 %, el mayor descenso del Ibex 35, mientras que Iberdrola, inmersa en el caso Villarejo con acusaciones de espionaje sobre la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán a empresarios rivales, políticos y periodistas, se ha dejado un 2,74 %, la segunda caída más acusada.

Acciona, que también posee activos energéticos, ha bajado un 2,68 %, el tercer mayor retroceso del selectivo. Por el contrario, Naturgy ha cerrado con una subida del 0,19 %.

El descenso de las eléctricas en bolsa se produce después de conocerse que el Ministerio para la Transición Ecológica elevará al Consejo de Ministros, previsiblemente mañana, un anteproyecto de ley que persigue reducir la retribución de las centrales eléctricas no emisoras de CO2 (hidráulicas y nucleares) anteriores a 2005.

El objetivo es recortar lo que se conocen como «beneficios caídos del cielo» («windfall profits») que supuestamente se llevan tecnologías «baratas», como la hidráulica o la nuclear, al ser remuneradas como las más caras (ciclo combinados) debido a que en el mercado eléctrico mayorista los precios se fijan mediante un sistema marginalista.

Según fuentes de Transición Ecológica, el Gobierno quiere compensar el impacto que está teniendo en el coste de la electricidad el alza de los precios del dióxido de carbono (CO2) y atajar las posibles consecuencias que esto pudiera tener en la recuperación de las economías domésticas e industrial.

Esta misma mañana, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado que el Gobierno aprobará, previsiblemente mañana, este proyecto de ley para evitar que la subida del coste de las emisiones de CO2 suponga un encarecimiento de la electricidad.

«Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad en el sentido de que el Gobierno va a hacer todo lo posible para que avancemos de la manera que hemos hecho hasta ahora, con la progresiva introducción de las energías renovables sin que esto suponga un encarecimiento del coste de la electricidad», ha subrayado en una entrevista en la COPE.

Calviño ha señalado que el precio de las emisiones de CO2 «ha aumentado muchísimo en los mercados» y no hay perspectiva de que baje, algo por una parte «bueno», porque incentiva la eficiencia, pero que a corto plazo eleva el coste de la energía.

Los analistas de Bankinter han explicado que, si finalmente se introducen y aprueban estos cambios, algunas empresas del sector se verán perjudicadas, «especialmente las que tengan más exposición a energía hidráulica y nuclear».

Los expertos de Bankinter precisan que aún no está claro cómo se abordarán estos cambios ni su alcance pero subrayan que son «malas noticias para el sector» por la incertidumbre regulatoria a las que está sujeto.

.
Noticias Relacionadas: