¿Qué comprar y vender en el IBEX 35 la semana de la Champions?

¿Qué comprar y vender en el IBEX 35 la semana de la Champions?

20 mayo, 2016
|
Actualizado: 20 mayo, 2016 0:00
|

El IBEX 35 suma dos semanas consecutivas al alza, pero sin llegar a reconquistar al cierre los 8.800 puntos, cota que ha llegado a superar en algunos momentos. El IBEX 35 se mantiene enjaulado entre los 8.654 y los 8.775 puntos desde el pasado 3 de mayo, y los analistas esperan un catalizador para romper el movimiento lateral, ya sea al alza o a la baja. El anuncio de una subida de tipos de interés en EE UU empujó al alza a la banca, pero cayó como un jarro de agua fría en las empresas más dependientes de las materias primas, incluido el oro, que cierra en mínimos de finales de abril, en los 1.251 dólares por onza, aunque la demanda de oro se ha disparado en los últimos meses.

El IBEX 35 ha digerido la jornada de vencimientos de mayo con un alza del 1,11%, un rebote suficiente para dar con la segunda semana consecutiva al alza, el movimiento ha permitido situarse en los 8.771,2 puntos y reducir las pérdidas anuales al 8,1%. Pese a la subida, el IBEX 35 no ha sido el mejor entre los importantes índices europeos, ya que se ha visto superado por el DAX alemán o el CAC-40 de París.

«Se ha pasado una semana rara, con bajo volumen y comportamiento errático de las bolsas, en la que se hacía muy difícil intentar predecir una tendencia«, apuntan los analistas de Selfbank en un comentario recogido por NEGOCIOS.COM. Por su parte, Juan Enrique Cadiñanos, director de Análisis de Admiral Markets, mantiene la misma visión que mostró la pasada semana.

Cadiñanos ha señalado que las referencias macroeconómicas conocidas esta semana «no han tenido un sesgo relevante como para modificar nuestra visión sobre el Ibex 35», ha considerado a preguntas de este diario. En este sentido, destaca que la «lateralidad» continuará de cara a medio plazo, «que sigue sin ver reflejada la entrada de dinero comprador y, por tanto, siguen reflejando dudas en el corto plazo que se reflejan claramente en las posiciones de corto plazo». Asimismo, ha apuntado que «el volumen de contratación sigue siendo de secado y eso hace que no podamos ver consolidación de precios».

Por otro lado y atendiendo a la subida de la banca el pasado jueves por el anuncio de una posible subida de tipos de interés de la FED, Cadiñanos ha explicado que el ascenso del sector en el IBEX 35 se debe a una «combinación de subida de tipos de interés en EE UU, junto con un horizonte de tipos bajos en Europa y junto con las medidas de estímulo por parte del viejo continente, hace que se espera un crecimiento general en la economía de la eurozona y por ello se beneficiaría enormemente el sector bancario, el cual tiene que lidiar con problemas muy importantes de deuda y estabilidad financiera». «También hay que destacar que una subida de tipos en EE UU aumenta el crecimiento de las exportaciones en Europa, aunque hay que controlar mucho esta parte», ha considerado.

De cara a junio, ha apuntado que habría que vigilar el sector tecnológico en Europa, que a su juicio «funcionará como refugio en lo que resta de ejercicio 2016 y, en España, podría ser un sector que gane cierta fuerza, ya que no se puede decir que sea un sector que cope fuerza en nuestras inversiones, ni economía».

«En la parte interna el sector inmobiliario seguirá recuperando mucho terreno, aunque se ve cierta desaceleración en términos macroeconómicos, seguirá viendo posiciones de consolidación», ha señalado, al tiempo que cree que habría que mantenerse fuera o reducir la exposición al sector financiero «por la volatilidad negativa que podría tener».

Noticias Relacionadas: