PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Planta de envasado de aceite de Deoleo.

Deoleo se desploma más de un 32% en Bolsa tras anunciar la ampliación de capital

Las acciones de la aceitera Deoleo se han desplomado este viernes un 32,3 % en bolsa, en el entorno de los 2,6 céntimos, después de que la compañía anunciara ayer los detalles de su ampliación de capital en el marco de la reestructuración que afronta el grupo.

PUBLICIDAD

El valor ha apurado sus últimas horas en el parqué antes de que sea suspendido de cotización el próximo lunes 25 al cierre del mercado, según ha confirmado hoy la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y el aumento de capital de hasta 50 millones de euros dará inicio al día siguiente.

El proceso de reestructuración -aprobado en junta en el mes de enero- incluye que la práctica totalidad de los activos de la empresa pasen a una filial de nueva creación llamada Deoleo Global, de la cual el 49 % estará controlada por los acreedores financieros y el restante 51 % por los accionistas que acudan a esta ampliación.

De hecho, los minoritarios que no participen perderán en la práctica toda su inversión, aunque desde la aceitera les harán entrega de “warrants” como medida de compensación cuyo cobro estará supeditado a que la firma sea vendida por un valor superior a los 575 millones de euros durante la próxima década.

PUBLICIDAD

Con la devaluación sufrida hoy, el valor actual en bolsa de Deoleo -con el fondo CVC como mayor accionista- ha pasado de rondar los 54 millones de euros a situarse en 36,5 millones.

Los analistas apuntan a que la aceitera se ha convertido en lo que en su jerga se llama “chicharro”, una firma de pequeña capitalización y sometida a una intensa especulación.

Los títulos de Deoleo cotizaban hace un año casi al doble que hoy (5,2 céntimos) y tocaron su mínimo histórico al cierre el pasado 6 de febrero, cuando bajaron a 1,8 céntimos.

La dueña de marcas como Carbonell, Koipe, Bertolli, Hojblanca, La Giralda o Carapelli lleva diez años en números rojos y con una caída en ventas acumulada de casi el 50 %, aunque en los últimos meses ha presentado resultados positivos.

PUBLICIDAD

De hecho, en los cuatro primeros meses del ejercicio, la compañía ha informado de que incrementó en un 21,6 % sus ingresos respecto al mismo período del 2019 y logró un beneficio de 9,1 millones de euros, por encima de las cifras registradas entre enero y marzo, cuando facturó un 14 % más y ganó 4,5 millones, reflejo de un mes de abril positivo en resultados.

Esta subida es atribuida por los responsables de la aceitera al crecimiento de las ventas entre marzo y abril –como consecuencia de la pandemia-, con subidas de entre el 32 y el 40 % respecto a la media de las ventas de enero y febrero y con mejoras en su negocio en Norteamérica, donde su margen es más alto.