Las casas de Bolsa se quedaron cortas con el Banco Popular

Las casas de Bolsa se quedaron cortas con el Banco Popular

01 junio, 2017
|
Actualizado: 01 junio, 2017 12:57
|
PUBLICIDAD

Banco Popular sufre un severo castigo en la jornada de este jueves. La caída es del 16% y ha llegado incluso a casi rozar el 19%, para situarse en los 0,5 euros por título.

Este precio pone en evidencia los cálculos de las casas de análisis y de grandes bancos. Las últimas recomendaciones apuntaban a precios objetivos de entre 0,74 y 0,72 euros por acción, un 30% por encima de los niveles actuales de cotización.

El pasado 17 de mayo, Goldman Sachs fijaba el precio objetivo en 0,74 euros desde los 1,05 euros anteriores, mientras que Morgan Stanley señalaba los 0,75 euros, un nivel similar al que apuntaba UBS hace apenas tres semanas, cuando dejaba el precio por acción en los 0,72 euros, un céntimo inferior al de su último análisis.

JP Morgan, por su parte, consideró los 0,75 euros por acción como precio objetivo a finales de marzo, mientras que en febrero, y justo en la llegada de Emilio Saracho, HSBC rebajó el precio a 1,28 euros, frente a 1,45.

Las acciones del Popular se hunden ahora hasta los 0,5 euros, nivel que ha llegado a perder en algunos momentos de la jornada.El precio de unitario de los títulos es justo ahora el mismo que se rumoreaba para una posible ampliación de capital, mientras los bajistas engordan sus posiciones y las han elevado por encima del 12%.

El Popular ya vale menos que su ampliación de capital de junio de 2016

A finales de mayo del pasado año, el Popular anunciaba una ampliación de capital por valor de 2.505 millones de euros. El precio de las acciones alcanzaba los 1,2 euros por título por entonces, pero ahora el valor de la entidad financiera se sitúa en los 2.100 millones de euros, un montante que le deja como la penúltima del IBEX 35 y la peor del sector financiero del selectivo español.

El Popular afronta su viabilidad. El Banco Central Europeo vigila ya con lupa a la entidad financiera, según afirmaba un funcionario del BCE a Reuters. El principal temor es entrar bajo el paraguas del Frob europeo, ya que en esa situación tanto accionistas como bonistas perderían toda la inversión.

De momento, el Popular afronta una fecha clave. El 10 de julio vencen los cocos emitidos en 2013 y 2015, que ya cotizan con importantes pérdidas para sus tenedores. os bonistas de estos productos solo perciben los intereses si la ratio de capital se mantiene por encima del mínimo exigido por el BCE, el 11,375%. A cierre de marzo, este nivel se situaba en el 11,91%. No obstante, el problema principal es de dónde se saca el dinero. De momento ya ha obtenido 65 millones de euros por la venta del 48,98% de CargoBank.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD