El ‘efecto enero’ en el IBEX 35 y su fiabilidad

El ‘efecto enero’ en el IBEX 35 y su fiabilidad

02 febrero, 2018
|
Actualizado: 02 febrero, 2018 20:35
|
PUBLICIDAD

Si el IBEX 35 cierra enero con ganancias, ¿el año será alcista? -Si cierra con pérdidas, el año, según esta teoría, cerrará con pérdidas-. Es una de las guías de inversión, que no siempre se cumple. De hecho, la fiabilidad de este comportamiento está cercana al 70%.

El IBEX 35 ha cerrado enero con alzas del 4,06%, hasta alcanzar los 10.451 puntos. De seguir esta línea, el IBEX 35 podría cerrar el año al alza, aunque estas subidas pueden ser inferiores a las registradas en el primer mes del año, e incluso entrar en pérdidas a lo largo del ejercicio. Existe otra estadística también ligada al mes de enero, fijarse únicamente en la primera semana del año, aunque su probabilidad es más elevada, en un 85% de las veces ha acertado.

La estadística de ambos patrones ha fallado en el año de la explosión de la burbuja tecnológica, 2001. La de la primera semana de enero ha fallado, además, en 1992, 1994, 1995, 2002 y en 2009. En cuanto al cierre de enero, ha supuesto perderse una revalorización del 29% en 2009, una buena rentabilidad teniendo en cuenta que cayó cerca de un 40% en 2008. También falló en 1992, 1994, 1995, 2001, 2003, 2011, 2015 y 2017.

Sin embargo, aquellos que hicieron caso a esta estadística evitaron fuertes caídas, como la ocurrida hace ahora un año. El IBEX 35 perdió casi un 13% en enero de 2008. De haber desecho posiciones, los inversores habrían evitado el mayor desplome de la historia, con la caída del 40% antes mencionada.

15.200 puntos a 9.195,8 puntos

El IBEX 35 pasó de los 15.200 puntos a 9.195,8 puntos. En el año 2007 se registraron los máximos históricos en el IBEX 35, con niveles superiores a los 16.000 puntos en intradía en noviembre. No obstante, en EE UU ya se registraban los primeros coletazos de la crisis, con caídas de Fannie Mae, Freddie Mac y la conocida de Lehman Brothers el fin de semana del 15 septiembre de 2008.

Los años bajistas predichos por este patrón fueron 2000, 2002, 2008, 2010, 2012 y 2016. El año más alcista fue en 2006, con una subida espectacular del 42%, y eso que empezó enero con un aumento del 3%.

Cabe señalar que en estas estadísticas no deben tomarse al pie de la letra, ya que rendimientos anteriores no significa necesariamente que vuelvan a repetirse en el tiempo. De hecho, el pasado año, aunque erró, el IBEX 35 continuó alcista durante el primer trimestre, y dar paso a caídas durante abril. A partir de entonces y hasta fin de año no comenzó a vislumbrar el rally de Navidad. Esto no quiere decir que la historia vuelva a repetirse, por lo que habrá que continuar observan la formación de precios, los aspectos fundamentales y el análisis técnico para controlar, en la medida de lo posible, la inversión realizada. Y es que si de algo hay que estar seguro en la Bolsa es que no hay nada seguro.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD