El dividendo y la nueva cúpula directiva, a examen en la junta del Banco Santander
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, y el consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez. EFE/Stephen Hyde

El dividendo y la nueva cúpula directiva, a examen en la junta del Banco Santander

31 marzo, 2022
|
Actualizado: 31 marzo, 2022 18:50
|

 El Banco Santander celebra mañana en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, en Madrid, su junta general de accionistas en la que aprobará un nuevo reparto de poder de la cúpula de la entidad y el pago de un dividendo en efectivo de 5,15 céntimos por acción el 2 de mayo.

Se trata de una retribución complementaria con cargo al ejercicio 2021, pero el banco pedirá también el visto bueno para llevar a cabo una segunda recompra de acciones por valor de 865 millones de euros, como parte de su estrategia para elevar el retorno a los accionistas.

En el cuarto trimestre de 2021 Santander pagó un primer dividendo en efectivo a cuenta de 2021 de 4,85 céntimos de euro, y completó una recompra de acciones por valor de 841 millones de euros.

Por tanto, con el nuevo dividendo en efectivo que aprobará mañana y la nueva recompra de títulos, el capital repartido a los accionistas a cuenta de 2021 será de unos 3.400 millones, lo que equivale a una rentabilidad por dividendo del 7 %.

También se someterá a votación de la junta un nuevo reparto de poderes entre la presidenta de la entidad, Ana Botín, y el consejero delegado, José Antonio Álvarez, que a partir de ahora pasará a reportar directamente al consejo de administración del grupo.

De este modo, el «número dos» de la entidad dependerá de un órgano colegiado y no de la presidenta, una fórmula que no acababa de convencer al Banco Central Europeo y que explica los últimos cambios de gobernanza llevados a cabo en las entidades españolas.

Se trata, como explicó el propio banco en su momento, de garantizar una «clara distinción» en las funciones de la presidenta y del consejero delegado y, en línea con las mejores prácticas de gobierno, el número dos reportará exclusivamente al consejo.

Sin embargo, con esta decisión, más que ceder poderes ejecutivos de la presidenta al consejero delegado, se produce un reparto de los mismos, ya que Botín no solo seguirá siendo ejecutiva sino que ahora quedan también bajo su responsabilidad «los nuevos motores de crecimiento tecnológico»: PagoNxt y Digital Consumer Bank.

EL REPARTO DE PODERES

Tras la junta, Botín continuará siendo la responsable de la estrategia del grupo y de ella dependerán la secretaría general, marketing y comunicación, riesgo y cumplimiento, tecnología y operaciones, talento y recursos humanos, y como novedad asumirá control e intervención general.

Álvarez, por su parte, reportará directa y exclusivamente al consejo de administración y de él colgarán los responsables de los negocios claves del banco en los distintos países de Europa, América del Sur y Norteamérica, así como los negocios globales, en los que se incluyen la gestión de patrimonio o la banca de inversión.

Del consejero delegado dependerá a su vez el director financiero, que pasa a tener a su mismo nivel a la responsable de regulación y relación con los supervisores, además del equipo de inversiones corporativas y ahora también las plataformas de inversión, según han informado a Efe fuentes cercanas.

La junta de accionistas también servirá para dar el visto bueno final a las cuentas de 2021, a la política de remuneraciones del banco y al nombramiento como consejero independiente del expresidente y ex consejero delegado de Deloitte Germán de la Fuente, licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y diplomado en auditoría. 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: