PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. / EFE

El IBEX 35 aplaude la elección de Lagarde en vez de Weidmann

El IBEX 35 ha vivido su mejor sesión desde mayo por por la elección de Christine Lagarde como sustituta de Mario Draghi al frente del BCE, frente al alemán Jens Weidmann, un reconocido crítico de las políticas de estímulo así como por los comentarios pro-acuerdo comercial de uno de los principales asesores de Donald Trump y por el voto de confianza que ha dado la Comisión Europea a Italia.

PUBLICIDAD

El IBEX 35  ha subido 112,90 puntos, el 1,22 %, hasta los 9.394,40 puntos, la mayor subida desde mitad de mayo, al tiempo que el bono a 10 años sigue acumulando mínimos históricos y se paga al 0,211 %, con la prima en 60 puntos, la cota más baja desde 2010.

Los analistas entienden que Lagarde va a seguir la estela del actual presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, de apoyo al crecimiento de la eurozona y eso actúa en beneficio de las empresas, especialmente las energéticas y constructoras por su elevado volumen de deuda, y resta atractivo a los bancos.

Por eso, el optimismo domina los comentarios de los analistas en torno a la elección de Lagarde al frente del emisor europeo porque entienden que seguirá la política acomodaticia de Draghi y destierra la posibilidad de que se impongan las tesis de los «halcones» -entre ellos el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, que también estaba en las quinielas-, defensores de políticas más ortodoxas. Jens Weidmann es un reconocido crítico de las políticas de estímulo y era el principal favorito para ocupar el cargo.

PUBLICIDAD

Las políticas de estímulo suponen dar aire al crecimiento, mediante reducciones de tipos, programas de liquidez y de compra de deuda que persiguen inyectar fondos a tipos atractivos en el sistema financiero para que los presta en apoyo de la economía real.

A las empresas más endeudadas el escenario de tipos bajos les da aire para financiar sus emisiones de forma más holgada pero a los bancos les penaliza la rentabilidad, ya de por si muy dañada.

Más allá de la elección, el mercado ha valorado este miércoles los datos de los PMI compuestos de la zona euro, mejores de lo esperado gracias a la mejor percepción en el sector servicios (sobre todo en Alemania) que compensa la decepción por el dato del sector manufacturero conocido el pasado lunes.

Las cifras del sector servicios en España, con una fuerte corrección al alza en el inicio de la campaña turística, ha caído bien entre los analistas.

PUBLICIDAD

En Europa, los principales mercados también han ganado posiciones. Milán ha subido el 2,40 % ante la posibilidad de que finalmente Bruselas no abra procedimiento de infracción por la elevada deuda; al tiempo que París ha ganado un 0,75 %; Fráncfort, un 0,71 %, y Londres, un 0,66 %.

En deuda siguen las compras, con la consiguiente caída de rentabilidades, que en el caso del bono español a 10 años se sitúa al borde del 0,2 %, concretamente en el 0,207 %, un nuevo mínimo histórico, y con la prima de riesgo en 60 puntos básicos, el nivel más bajo desde principios de 2010.

El euro se cruza a 1,127 dólares, por debajo de la víspera, debilidad que continuará a medio plazo si se confirma el escenario que prevén los analistas con el nuevo mandato de Lagarde.

El petróleo se paga, al cierre de los mercados en España, a 63,01 dólares por barril después de el martes Rusia y otros nueve productores aliados de la OPEP (la llamada OPEP+) se sumaran a la extensión de los recortes de producción acordados el lunes.

En el IBEX sólo cinco valores han terminado en rojo, encabezados por Repsol (1,18 %), seguido de ArcelorMittal (0,87 %), Acerinox (0,54 %), CIE y Ence mientras que las ganancias más destacadas han sido para MasMovil, que ha subido un 4,38 %; seguido de Bankia (3,26 %), CaixaBank e IAG (2,57 % cada una).