PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El IBEX 35 recibe al nuevo Gobierno a la baja con Wall Street en récord y Fráncfort ganando el 2%

El IBEX 35 ha perdido esta semana un 0,76 %, la primera desde la investidura de Pedro Sánchez el pasado marts, perjudicada por el retroceso de la banca y de la mayoría de los grandes valores mientras Wall Street registraba máximos históricos y en las plazas europeas destacaban mercados como Fráncfort en zona de récord y Milán, con apenas pérdidas para París.

PUBLICIDAD

Con la prima de riesgo en 64 puntos básicos y el rendimiento de la deuda española a largo plazo en el 0,44 %, su principal indicador, el IBEX 35, ha bajado esta semana el 0,76 % y ha terminado en 9.573,6 puntos, mientras que este viernes ha perdido un 0,09 % y desde el arranque del año sube el 0,26 %.

En las plazas internacionales, Tokio ha subido el 0,82% y Hong Kong el 0,66%, mientras que en Europa acabaron con pérdidas Londres, enfrascado en el brexit, mientras que París sólo descendió el 0,12 %, con Fráncfort con una ascenso del 2 % y Milán del 1,35 %. Los índices de Wall Street estaban en máximos históricos y avanzaban en la semana entre un 1 y un 2 %.

Las peculiaridades de la bolsa española, por el peso de la banca en sus índices, las repercusiones en el mercado de la investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la situación en Oriente Próximo han condicionado el devenir del mercado estos días.

PUBLICIDAD

El parqué nacional ha sido incapaz de asegurarse el nivel de 9.600 puntos y se ha escapado de la corriente alcista general, con Wall Street en máximos históricos (el Dow Jones de Industriales superó los 29.000 puntos) a pesar de la situación vivida estos días.

Como condicionantes exógenos principales han concurrido el ataque iraní con misiles a bases con tropas estadounidenses en Irak, el repunte y repliegue del precio del barril de petróleo (cotizó entre 71,75 y 65 dólares) y del oro (pasó de 1.600 dólares la onza y bajó hasta 1.540).

Además se conocieron algunas estadísticas económicas que tuvieron cierta incidencia bursátil, como los datos de empleo estadounidense, tanto los privados como los públicos (la consultora ADP dijo que se habían creado más de 200.000 puestos de trabajo en diciembre -favorable- y la administración comunicó 135.000 nuevos empleos -negativo-).

La bolsa nacional sigue deambulando en unos niveles que le marcan las plazas internacionales y su composición.

PUBLICIDAD

De los grandes valores ha destacado esta semana la caída del 2,49 % de Telefónica, mientras que Banco Santander ha descendido el 2,33 %; BBVA el 1,33 % e Inditex el 0,75 %. Subieron Repsol, el 0,56 %, con la revuelta cotización del barril de petróleo Brent, que a esta hora se cambia a 65,4 dólares, e Iberdrola, el 1,6 %.

Bankia ha comandado las bajadas del IBEX con un retroceso del 6,19 %, en tanto que Ence ha caído el 5,12 % y MasMóviel el 3,58 %. Del resto de bancos de ese índice, Bankinter cedió el 3,55 % (la cuarta mayor bajada); Banco Sabadell el 3,41 % y Caixabank el 3,44 %.

IAG, tras la dimisión de su consejero delegado, Willie Walsh, y con la depreciación de la libra ha subido el 6,43 %, el mayor avance del IBEX, en tanto que Grifols se ha revalorizado el 3,4 %; Acciona el 3,24 % e Indra, que ha comprado SIA, una empresa de ciberseguridad, el 3,08 %.

En el mercado continuo ha destacado la subida semanal del 28,26 % de Deoleo, mientras que Cevasa se depreció el 6,74 %.