PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
EFE/ Altea Tejido

El IBEX 35 se atraganta con el fin de la prohibición a las posiciones cortas

El IBEX 35 ha perdido este martes el 2,51 %, pero se ha mantenido por encima de los 6.600 puntos a pesar de la recogida de los beneficios conseguidos en la víspera y del retroceso de los grandes valores y de la banca, según datos del mercado.

PUBLICIDAD

El principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, ha cedido 170,2 puntos, ese 2,51 %, hasta 6.609,1 puntos. Desde el comienzo de año acumula una caída del 30,79 %.

En el resto de Europa, con el euro en 1,094 dólares, Fráncfort ha ganado el 0,15 %, mientras que han bajado Milán, el 2,11 %; París, el 0,89 %; y Londres, el 0,77 %.

La bolsa española ha iniciado la sesión con ganancias superiores al 1 % que le permitían acercarse a los 6.900 puntos.

PUBLICIDAD

Este avance se sustentaba en la subida de Wall Street en la víspera y en el acuerdo anunciado el lunes por Alemania y Francia para crear un fondo de recuperación por importe de 500.000 millones de euros mediante la emisión de deuda.

Seguían surtiendo efecto esos acontecimientos, así como el alza de las plazas asiáticas (Hong Kong subía el 1,9 %; Tokio, el 1,5 %; y Shanghái, el 0,8 %) y la mejora de la confianza inversora en Alemania y en la zona euro (índice ZEW), lo que ayudaba a que el euro escalara a 1,095 dólares. Además, subía más del 1 % el petróleo Brent, que superaba los 35 dólares por barril.

Sin embargo, cambiaba la tendencia de los futuros estadounidenses, que bajaban, al igual que el precio del petróleo, y el levantamiento de la prohibición de las ventas a corto incidía en algunos valores.

La bolsa española rondaba los 6.600 puntos, con una caída superior al 2 %, al abrir Wall Street, que inició la sesión a la baja y aumentó su ritmo de descenso rápidamente hasta el 1 %. Poco después, el IBEX descendía hasta el mínimo del día: 6.555,6 puntos.

PUBLICIDAD

El mercado neoyorquino volvía posteriormente a los niveles del cierre de la víspera pendiente de las palabras del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y del secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, en el Senado estadounidense: ambos han reconocido los problemas de la mayor economía del mundo y el primero ha refrendado su disposición a utilizar todo tipo de instrumentos para reanimarla.

Al final de la sesión, mientras Wall Street registraba pequeñas ganancias, la bolsa conseguía recuperar los 6.600 puntos, a pesar de la bajada del 5,25 % del índice sectorial de la banca, con todos sus valores en pérdidas excepto Unicaja, que ha subido el 0,53 %.

Banco Sabadell ha cedido el 11,87 %, la mayor caída del IBEX, con Bankia en el segundo puesto y un descenso del 11,13 %. Las dos entidades han encabezado también las caídas del mercado continuo.

Liberbank ha cedido el 9,08 %, cuarto puesto por pérdidas en el continuo; Banco Santander, el 5,58 %; BBVA, el 4,52 %; Caixabank, el 4,18 %; y Bankinter, el 1,71 %.

El resto de los grandes valores han bajado: Telefónica ha retrocedido el 9,43 %, la tercera mayor caída del IBEX y del continuo, en tanto que Inditex ha perdido el 1,87 %; Repsol, el 1,09 %; e Iberdrola, el 0,6 %.

Solo cinco compañías del IBEX han subido: IAG, el 8,3 %; Cie Automotive, el 7,27 %; Amadeus, el 6,18 %; Inmobiliaria Colonial, el 3,82 %; y ArcelorMittal, el 1,28 %.

El rendimiento del bono español a largo plazo bajaba ocho centésimas, al 0,71 %, y la prima de riesgo pasaba de 127 a 118 puntos básicos, nivel de comienzos de abril.