PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Panel del IBEX 35 en la Bolsa de Madrid.

El IBEX 35 se queda sin energía

El IBEX 35 ha bajado este jueves el 1,44 % y ha terminado al borde de 6.800 puntos condicionada por la caída de las bolsas internacionales. Aunque ha sido Ferrovial la que ha cosechado el peor resultado, han destacado, sin embargo, las caídas en el sector energético, desde Repsol a Naturgy, sin olvidar a Enagás, Iberdrola o Endesa.

El principal indicador del parqué nacional, el IBEX 35, ha cedido 99,8 puntos, ese 1,44 %, hasta 6.816,8 enteros, cota similar a la del comienzo de la semana pasada. En el año acumula una caída del 28,61 %.

En Europa, con el euro a la baja hasta 1,17 dólares, otro factor de la caída de la bolsa, Milán ha perdido el 2,77 %; Fráncfort el 2,49 %; París el 2,11 % y Londres el 1,73 %.

Las pérdidas han presidido esta sesión de la bolsa española desde su arranque.

Se fundamentaban en un principio en la caída de la víspera de Wall Street por algunos malos resultados empresariales, declaraciones sobre la postergación de nuevos estímulos fiscales para después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos y por la intención de este país de limitar el negocio de una plataforma de pago de la empresa china Alibaba.

Además, en China se conocía que el IPC de septiembre bajaba siete décimas y se situaba en el 1,7 %, con los precios industriales menguantes (-2,1 %), lo que indicaba cierto parón de la actividad.

Así, el índice Dow Jones de Industriales había bajado ayer el 0,58 %; el S&P 500 el 0,66 % y el Nasdaq el 0,8 % (se alejaba de los máximos históricos de septiembre) y en Asia Hong Kong bajó el 2,06 %; Tokio el 0,51 % y Shanghái el 0,26 %.

El devenir bursátil también estaba condicionado también por la caída del precio del petróleo (el barril de Brent bajaba a esta hora el 2,1 % y se situaba en 42,4 dólares), de los futuros estadounidenses y el aumento de los contagios del coronavirus en Europa.

Con el incremento de las peticiones semanales de subsidios de desempleo estadounidenses, que rozaban las 900.000, Wall Street abría con una caída superior al 1 % y el petróleo bajaba más del 3 %, hasta 41,5 dólares.

Pendientes los inversores de las negociaciones del Brexit y del Consejo Europeo, se reducían las pérdidas del parqué neoyorquino y la bolsa española, que había llegado a bajar más del 2 % y a perder la cota de 6.800 puntos, terminó por encima de ese nivel con la ayuda de la reducción de las pérdidas de la banca.

Desplome energético

Todos los grandes valores han bajado: Repsol el 3,49 % (segunda mayor caída del IBEX); Inditex el 2,37 %; Iberdrola el 2,26 %; Banco Santander el 0,95 %; Telefónica el 0,72 % y BBVA el 0,49 %.

Ferrovial ha comandado las pérdidas del IBEX al bajar el 3,95%, seguida de Repsol, en tanto que Naturgy ha cedido el 3,23%, Enagás el 2,86 % e Iag el 2,67%. Endesa, con el capital controlado por la pública italiana ENEL, se ha dejado el 1,61%.

Seis compañías del IBEX ha subido: Grifols el 8,37 % y Pharma Mar el 1,24 %, beneficiadas por noticias sobre su actividad, mientras que Cie Automotive ha repuntado el 1,17 %; Colonial el 1,11 %; Merlín Properties el 0,6 % y Caixabank el 0,3 %.

En el mercado continuo se han negociado casi 1.100 millones de euros y han destacado la caída del 33,33 % de los derechos de Airtificial y la subida de Grifols.

El interés de la deuda española a largo plazo subía al 1,15 % y la prima de riesgo a 76 puntos básicos.

La cotización del oro subía el 0,1 % y se situaba en 1.903 dólares.