Así maquillan las empresas sus resultados empresariales

Así maquillan las empresas sus resultados empresariales

27 abril, 2017
|
Actualizado: 27 abril, 2017 10:41
|

Las empresas cotizadas están realizando un uso indebido o engañoso de indicadores económicos como el Ebitda, cuyo cálculo no está definido ni en el plan general contable ni entre las Normas Internacionales de Información Financiera.

Así lo ha explicado la CNMV en su boletín trimestral, donde muestra la «preocupación» suscitada entre los usuarios de la información financiera ni la reacción tanto de los supervisores de valores como del Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad, que vienen desarrollando durante los últimos años diversas iniciativas para sentar principios y clarificar el uso de estos indicadores.

El Ebitda es una de las partidas que facilitan las cotizadas y se define como el beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones, aunque su definición no aparece en ningún plan general contable ni normativa, sí es muy habitual que las cotizadas lo faciliten a los accionistas.

Asimismo, también se hace alusión a otros indicadores o términos que pueden llevar a equívoco a los analistas y expertos del mercado. Entre otros, el regulador hace referencia a las «medidas de resultados ajustadas«, «resultado operativo» o «endeudamiento financiero neto«,  el «fondo de maniobra y/o la liquidez» y «el flujo de caja de libre».

Según el regulador, las cotizadas están recurriendo cada vez más a estos términos y muestra que este creciente recurso «no ha ido acompañado de un énfasis adecuado en la calidad informativa de estas medidas, que en ocasiones se utilizan sin la debida transparencia en cuanto a su metodología y su nomenclatura, lo que dificulta la conciliación con las medidas o partidas que sí se reflejan directamente en los estados financieros, o se presentan de forma exageradamente prominente».

La CNMV ve necesario el desglose de estos indicadores, mostrando las medidas utilizadas y sus componentes para su cálculo. En este sentido, cree que estos indicadores serían «meramente oportunistas«, mostrando información «engañosa». Y es que, el uso «generalizado» de estos términos junto con la falta de información genera un escenario de «prácticas inadecuadas», que hay que corregir.

Según un estudio, las cotizadas han incrementado el uso de estos indicadores en un 35% en el S&P 500 entre 2009 y 2014, es decir, durante la gran recesión. Así, el 52,5% de las cotizadas había usado ya alguno de estos indicadores en 2009 pasando al 70,9% en el ejercicio 2014. Entre julio y septiembre de 2015, el porcentaje se incrementa al 88% de las cotizadas del S&P.  El 71% de estas entidades presentaban al menos un indicador engañoso relativo al resultado y el 28% al menos una relativa a los flujos de efectivo. En el caso del FTSE-100 de Londres lo usan el 95% de las cotizadas.

Este uso se debe a que las cotizadas quieren comunicar sus márgenes más relevantes, pese a que no exista un reglamento contable establecido para ello. Las entidades desean comunicar a sus inversores los verdaderos factores que reflejan la evolución de su rendimiento y que son específicos de su modelo de negocio, señala la CNMV, al tiempo que «quieren mostrar aquellos rendimientos que son sostenibles en el tiempo eliminando las partidas que no son recurrentes».

Además, cunde el ejemplo. Una entidad de un sector comienza a desglosar un magnitud específica de su negocio y los analistas que cubren ese sector empiezan a solicitar esa medida al resto de entidades del sector.

Las entidades buscan mejorar la evolución de sus magnitudes y suavizar su evolución en el tiempo. En este sentido se pronunció el presidente del IASB: «Nuestra intención no es prohibir las medidas alternativas del rendimiento, ya que algunas de ellas claramente tienen valor añadido. Sin embargo, compartimos la preocupación de la Securities Exchange Commission estadounidense, la SEC, ante el hecho de que las medidas non-GAAP presentan una visión más optimista del rendimiento de las entidades que las medidas GAAP».

.
Noticias Relacionadas: