IAG se desploma tras el caos derivado de un problema informático

IAG se desploma tras el caos derivado de un problema informático

29 mayo, 2017
|
Actualizado: 29 mayo, 2017 9:26
|

El grupo IAG, formado por British Airways, Vueling, Iberia y Aer Lingus, cae más de un 3% en el IBEX 35 tras la cancelación de vuelos durante el fin de semana por una caída de todo su sistema informático.

La aerolínea tendrá que pagar millonarias indemnizaciones a los miles de afectados. Se estima en unos 600 euros de media. El fallo informático obligó a cancelar todos sus aviones con origen Londres, siendo el aeropuerto de Heathrow el más golpeado. IAG cotiza ahora en los 6,81 euros por título. Amadeus, muy ligada a las aerolíneas, también cae con fuerza, pero la mitad que IAG, un 1,75%, hasta los 49,49 euros por acción.

«Antes de salir hacia el aeropuerto, los pasajeros de BA que debían partir hoy deben comprobar el estado de su vuelo», señalaron desde el aeropuerto, mientras que los pasajeros no debían volver al aeropuerto hasta que encontraran un vuelo de reserva para evitar colar y aglomeraciones. El sindicato GMB, con amplia presencia en la aerolínea, ha afirmado que el problema «podría haberse evitado» si la empresa no hubiera subcontratado en 2016 numerosos empleos del departamento de informática a la India.

BA, integrada en el grupo hispano-británico IAG, opera hoy, aunque con algunos retrasos, todos sus vuelos desde el aeropuerto londinense de Gatwick, en el sur de Londres, y parte del servicio en Heathrow (oeste), de donde salen vuelos de larga distancia pero persisten las cancelaciones de vuelos cortos.

En Heathrow, el aeropuerto de más trafico de Europa y situado al oeste de Londres, alrededor de noventa vuelos han despegado y 36 fueron suspendidos ayer, mientras que en Gatwick, al sur de la ciudad, despegaron esta mañana diecisiete vuelos y ninguno ha sido cancelado.

La aerolínea británica British Airways (BA) consiguió restablecer hoy parte de su servicio, aunque con retrasos y cancelaciones, y entre crecientes quejas de los pasajeros por falta de información y equipajes extraviados.

El consejero delegado, el español Alex Cruz, ha rechazado presentar su dimisión. En una entrevista con la cadena de televisión pública británica, BBC, el directivo español descarta dejar su puesto, al que accedió en 2016 procedente de Vueling, y se centrará, en cambio, en averiguar «por qué no entró en funcionamiento el sistema de apoyo» del principal sistema operativo. Cruz volvió a disculparse «profusamente» por el trastorno causado a los clientes e insistió en que el fallo se debió a «una sobrecarga del sistema eléctrico», al tiempo que negó que pueda derivarse de una reducción de costes.

Cruz emitió otro vídeo, tras el difundido ayer, en el que pide disculpas a los clientes por «la horrible experiencia» que han tenido que soportar y les agradece su «comprensión y paciencia«. Cruz explica que la mayoría de los sistemas operativos de BA «vuelven a funcionar» tras el fallo informático que el sábado causó la suspensión de sus vuelos y un caos generalizado, y que los empleados «trabajan duro» para «restaurar el programa de vuelo» y que los pasajeros puedan salir de viaje.

En el aeropuerto de Gatwick, al sur de Londres, la aerolínea prácticamente operó su servicio normal, aunque con algunos retrasos, mientras que en Heathrow se intenta fletar todos los vuelos de larga distancia, aunque también con horarios alterados.

Los vuelos cortos o bien fueron cancelados o salieron con retraso desde el aeropuerto del oeste de la capital, indicó la empresa, integrada en el grupo hispanobritánico IAG.

«Sé que ha sido una experiencia horrible para los clientes, algunos de vosotros os habéis perdido las vacaciones, otros habéis quedado atrapados dentro de aviones y hay quienes han sido separados de su equipaje», declaró Cruz en el vídeo grabado en un centro de operaciones.

«Muchos de vosotros habéis estado atascados en largas colas esperando información», añade.

La aerolínea pide a los pasajeros que no acudan a los aeropuertos, aún congestionados, a menos que tengan una reserva confirmada y el vuelo esté operativo, y quienes vayan a Heathrow no deben llegar antes de 90 minutos antes de la hora de salida, ya que hay restricciones de entrada a las terminales.

Cruz dijo a los clientes que se hayan desplazado sin su equipaje que «no se preocupen», pues la aerolínea se lo enviará por mensajero.

El directivo, que ayer atribuyó el fallo informático a un «problema del suministro eléctrico«, también prometió reembolsos a quienes decidan anular su reserva, y los que prefieran cambiarla a otra fecha podrán hacer hasta finales de noviembre. «Todavía no hemos terminado, pero estamos haciendo lo posible para arreglar las cosas», aseguró Cruz.

El aeropuerto de Heathrow, el de más tránsito de Europa y tercero del mundo en pasaje internacional, sigue siendo hoy un escenario de caos, con personas durmiendo por los rincones y horas de espera para la salida de sus vuelos.

En España, BA canceló seis vuelos de los de 63 programados entre llegadas y salidas, según indicó Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), que prevé que las operaciones se normalicen este lunes.

A raíz de este incidente, British Airways afronta una elevada factura por reclamaciones de usuarios, tanto por los retrasos y las cancelaciones como por el coste del alojamiento y la comida que está obligada a facilitar a los pasajeros perjudicados. En Twitter, los clientes descontentos han expresado su frustración, entre ellos Charles Trippy, bajista del grupo de rock estadounidense «We The Kings», que lamentó que había extraviado su bajo cuando debía actuar en un festival de música en el norte de Inglaterra.

Terry Page, de 28 años, voló desde Heathrow a Texas (EEUU), y al llegar se encontró con que él y otros pasajeros no tenían maletas y BA no sabía dónde estaban, aunque les han prometido que las recuperarán el lunes.

Noticias Relacionadas: