PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El IBEX 35 apuesta por el rebote tras las alzas en el petróleo

Las Bolsas europeas apuestan por el rebote. El IBEX 35 abre con un ascenso cercano al 1% tras el rebote del petróleo y de las Bolsas asiáticas, donde el Nikkei se ha disparado casi un 3% tras retroceder un 2% en la sesión anterior. El petróleo, además, trata de salir de los mínimos de 2003 tras los rumores de una reunión de urgencia en Viena de los países productores de petróleo asociados en la OPEP. Siga aquí las cotizaciones en tiempo real.

El IBEX 35 se sitúa ya muy cerca de los 9.000 puntos, cota que llegó a reconquistar ayer durante algunos momentos de la sesión. Las empresas como Repsol y Acerinox siguen en el punto de mira de los inversores por su vinculación con las materias primas.

La prima de riesgo, por su parte, alcanza niveles máximos desde el 20-D, hasta los 128 puntos básicos. Los inversores exigen un 1,82% a los bonos de diez años, frente al 0,54% del bono alemán. España ya paga más de tres veces el interés que se exige a los germanos. No obstante, según iba avanzando la sesión ha caído hasta los 120 puntos básicos.

La subida del precio del petróleo (el barril de Brent se acercaba a esta hora a 32 dólares, cuando cerró a 31,8 en la víspera) favorecía el avance de las bolsas esta mañana. También ayudaba al mercado el cierre favorable de Wall Street en la víspera, cuando ganó el 0,7%.

Los datos de la balanza comercial china de diciembre fueron bien acogidos por los inversores pues mostraban un inesperado aumento del 2,3 por ciento de las exportaciones respecto al mismo mes de 2014, en tanto que las importaciones cayeron el 4%.

Aunque las plazas europeas sustentaban su rebote en esos factores y en la bajada del euro, que se aproximaba a 1,08 dólares, con lo que se animaban las cotizaciones de las empresas de materias primas, energéticas y exportadoras, los datos chinos no impidieron que Shanghái cayera el 2,42% y Shenzhen el 3,06%.

De esta manera, y a pesar de la caída de la producción industrial en la zona euro el 0,7 por ciento en noviembre, la bolsa española superaba poco después de la apertura la cota de 9.000 puntos y conseguía mantenerla a esta hora con la ayuda de los grandes valores.

La mayor subida del IBEX correspondía a Repsol, el 3,87%, mientras que del resto de las mayores empresas Banco Santander avanzaba el 2,49%; BBVA el 1,63%; Telefónica el 1,54%;  Inditex el 1,28% e Iberdrola el 1,02%. Después de Repsol, la mayor subida del IBEX era para OHL, el 3,18%, en tanto que Sacyr ganaba el 3,09% y ArcelorMittal el 2,97%. Solo bajaba Gas Natural, el 0,42%.

En el mercado continuo se habían negociado algo más de 1.000 millones de euros y de sus empresas el principal ascenso correspondía a Abengoa A, el 12,07%, en tanto que los derechos de la ampliación de capital del Banco Popular cedía el 5,56%.