PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Bolsa de Nueva York

Kodak se dispara más de un 1.000% en Wall Street tras el acuerdo para producir fármacos

Las acciones de Kodak se han disparado más de un 1.000 % en la Bolsa de Nueva York después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciase un acuerdo con la compañía para fabricar y producir ingredientes de medicamentos genéricos para ayudar en la pandemia de coronavirus.

Debido a la volatilidad, se ha suspendido varias veces su cotización tras llegar a subir más de un 570 % durante la mañana y un 203 % durante el martes, justo después de conocerse que el gobierno federal había otorgado a la empresa un préstamo de 765 millones de dólares para producir ingredientes farmacéuticos con el objetivo de dejar de depender del exterior para fabricarlos.

El aumento en el precio de las acciones provocó que el valor de mercado de Kodak se situase en unos 347 millones de dólares al cierre del martes, cuando el lunes estaba alrededor de los 115 millones.

Tras este ascenso meteórico y la subida de sus títulos, la compañía se ha acercado ya a los 1.000 millones de capitalización bursátil.

“Nuestro uso número 33 de la Ley de Producción de Defensa movilizará a Kodak para fabricar ingredientes farmacéuticos activos genéricos. Recuperaremos puestos de trabajo y haremos de Estados Unidos el principal fabricante y proveedor médico del mundo”, aseguró Donald Trump durante una conferencia de prensa el martes por la noche.

La firma apuntó que producirá componentes farmacéuticos que se han identificado como esenciales pero que sufren una escasez nacional crónica, para lo que ampliará sus instalaciones de Rochester, Nueva York, y Minesota bajo el nombre de Kodak Pharmaceuticals.

Kodak, con sede en Rochester, Nueva York, tiene una larga historia de fabricación de productos químicos utilizados en películas fotográficas, pero se declaró en bancarrota en 2012 cuando el cambio a las cámaras digitales devastó su negocio.

Algunos analistas han recibido esta noticia con cierto desconcierto puesto que la lógica habría sugerido llegar a este tipo de acuerdos con empresas farmacéuticas ya consolidadas en el campo de los medicamentos genéricos, con una estructura y capacidad suficiente, como podrían ser Amneal Pharmaceuticals, Mylan o Teva Pharma.

“Nos resulta desconcertante por qué las compañías farmacéuticas genéricas que tienen las capacidades y los conocimientos para esto aún no han recibido esos contratos. Traer de vuelta la fabricación de productos farmacéuticos a EE.UU. no es tarea fácil, así que seguimos creyendo que los principales fabricantes de genéricos eventualmente serán parte de la solución”, dijo a sus clientes Ami Fadia, analista del banco de inversión SVB Leerink.

El mecanismo utilizado por la administración Trump, bajo la ley de Defensa, ya fue utilizado para pedir a Ford y General Motors que produjesen material esencial para combatir la pandemia como mascarillas, respiradores y ventiladores.