PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones y candidato del PSOE en las próximas elecciones generales.

La economía y el empleo se frenan y la deuda pública se dispara a récord

El INE calcula que la economía se frenó al 0,4 % en el segundo trimestre, mientras el empleo crece una décima menos y la deuda pública marca récord ya por encima de los 1,2 billones de euros.

PUBLICIDAD

La economía española creció en el segundo trimestre el 0,4 %, una décima menos que en el primero, debido a la debilidad del consumo y la inversión empresarial y pese a la mejora del sector exterior, según ha revisado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El crecimiento del empleo, medido en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, se ha incrementado al 0,5 %, una décima menos que en el trimestre anterior.

El crecimiento económico se apoya en el dinamismo del sector exterior, con un aumento de las exportaciones del 1,7 % y un avance de las importaciones del 0,9 %.

Por su parte, la demanda interna creció el 0,1 %, tres décimas menos que en el trimestre anterior, con un comportamiento plano tanto del consumo de los hogares como de la inversión, por la contracción del 1,7 % de la inversión empresarial.

La tasa interanual de crecimiento económico (2 %, dos décimas menos que en el trimestre precedente) refleja el cambio de patrón en la evolución de la economía, ya que la contribución de la demanda externa ha subido de 0,2 a 1 punto, igualando la de la demanda interna, que ha bajado de los 1,9 puntos del trimestre precedente.

Por ramas de actividad, la construcción registró el mayor crecimiento trimestral (0,8 %), seguida del sector servicios (0,5 %) y la industria (0,5 %), si bien la industria manufacturera se mantuvo plana, en tanto que la agricultura moderó su caída al 2,7 %.

En términos interanuales, el empleo creció el 2,5 %, dos décimas menos que en el primer trimestre, lo que supone un incremento de 446.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

En comparación interanual, la creación de empleo cayó en la agricultura (1,6 %) y mantuvo el ritmo de crecimiento en los servicios (2,7 %) y la industria (1,4 %), mientras que se redujo a la mitad en la construcción (5 %).

El número de horas efectivamente trabajadas aumentó un 1,3 % anual, 1,2 puntos menos que el trimestre anterior, mientras que la productividad por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo cayó el 0,5 %, una décima menos que un trimestre antes, y la productividad por hora efectivamente trabajada creció el 0,7 %, frente a la caída del 0,3 % del trimestre anterior.

El coste laboral unitario creció un 2,8 % respecto al segundo trimestre de 2018, una tasa 1 punto superior a la variación del 1,8 % registrada por el deflactor implícito de la economía -que recoge el efecto de la inflación-.

En lo que respecta a las rentas, la remuneración de los asalariados creció el 5,2 % anual (dos décimas más que en el primer trimestre), en mayor medida por el aumento del número de asalariados (2,7 %), aunque también por la subida de la remuneración media por asalariado (2,4 %).

El excedente de explotación bruto (margen empresarial) se incrementó un 3,3 %, 1,7 puntos más que en el primer trimestre, mientras que la cuantía devengada en impuestos netos sobre la producción y las importaciones creció el 1 %, frente al 4,4 % del trimestre anterior.

Récord de deuda pública con más de 1,2 billones

La deuda del conjunto de las Administraciones Públicas cerró junio en 1,21 billones de euros, tras sumar 10.470 millones en el segundo trimestre del año, de forma que marca un nuevo récord y mantiene su peso en el 99 % del PIB.

De acuerdo con los datos publicados este lunes por el Banco de España, la mayor parte del endeudamiento es de la Administración Central, que terminó el segundo trimestre del año con 1.075.480 millones, lo que supone el 87,9 % del PIB.

PUBLICIDAD

La deuda de las comunidades autónomas se situó en 300.587 millones, el 24,6 % del PIB, mientras que la de las administraciones locales ascendió a 26.233 millones, el 2,1 %; y la Seguridad Social, sumó 48.693 millones de deuda, el 4 % del PIB.

La suma de estas cantidades es mayor a la total ya que se incluyen deudas consolidadas entre administraciones.

El ratio global sobre el PIB del segundo trimestre es igual al de los tres primeros meses del año y superior en cuatro décimas al del mismo periodo del año pasado.

La previsión del Gobierno para este año es que la deuda se sitúe en el 95,8 % del PIB.

PUBLICIDAD

En todas las administraciones la deuda crece frente al primer trimestre del año y marca cifras récord salvo en las corporaciones locales.

En el caso de la Administración Central, se sumaron 5.710 millones de euros de deuda durante el segundo trimestre del año, mientras que las comunidades autónomas elevaron la suya en 3.706 millones y las corporaciones locales la aumentaron con 262 millones más.

La Seguridad Social elevó en 5.625 millones de euros la deuda frente al primer trimestre del año. Respecto al mismo trimestre del año anterior, la deuda pública crece un 3,8 %, con 44.987 millones más, con alzas del 3,9 % para la Administración Central, 40.589 millones más, y del 2,4 % en el caso de las comunidades, con 7.246 millones más.

En cuanto a la Seguridad Social, el incremento interanual es del 39,5 % con 13.805 millones más.

Las corporaciones locales reducen su deuda en la comparativa interanual en un 10 % con 3.138 millones menos.

De entre las principales ciudades españolas, solo Málaga (401 millones, un millón más) y Sevilla (291 millones, 22 millones más), aumentaron su deuda, en tanto que Alicante (25 millones) y Bilbao (4 millones) la mantuvieron sin cambios.

Del resto de ciudades, destacan los recortes realizados por Madrid, que pese a ser la ciudad más endeudada de entre las grandes recortó la cuantía en 37 millones, hasta los 2.689 millones, un comportamiento al que se sumó Valencia, con una deuda de 393 millones, 34 millones menos.

A la capital le siguen como más endeudadas Zaragoza (830 millones) y Barcelona (800 millones).

Las empresas públicas acumularon 35.622 millones de euros de deuda en el segundo trimestre del año, 169 millones más que en marzo, lo que supuso que el total de la deuda fuera del 2,9 % del PIB, la misma proporción que tres meses antes.

Desglosada esta cifra, las empresas públicas propiedad de la Administración Central acumularon 29.180 millones de euros de deuda (2,4 % del PIB).