La empresa estatal Sonatrach exige 80 millones a Técnicas Reunidas en plena crisis España-Argelia
Planta de Técnicas Reunidas. / EFE

La empresa estatal Sonatrach exige 80 millones a Técnicas Reunidas en plena crisis España-Argelia

24 junio, 2022
|
Actualizado: 24 junio, 2022 19:50
|

Un consorcio formado por la compañía estatal argelina Sonatrach y la británica Neptune Energy ha solicitado la ejecución de los avales por valor de 80 millones de euros del complejo de hidrocarburos Touat Gaz, construido por Técnicas Reunidas, en plena crisis diplomática entre España y el país norteafricano.

Según ha informado este viernes la ingeniería española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la solicitud de ejecución de los avales por parte de Sonatrach y Neptune Energy se realizó el pasado 8 de junio, el mismo día en el que Argelia suspendió el Tratado de Amistad con España.

Técnicas Reunidas se adjudicó en agosto de 2013 el proyecto Touat Gaz, ubicado cerca de la ciudad de Adrar, en el sudoeste de Argelia, por un importe de 1.000 millones de dólares (unos 747 millones de euros al cambio en aquel momento).

El proyecto incluía la ingeniería, los suministros, la construcción y la puesta en marcha de las instalaciones de procesamiento de gas.

En 2019, el consorcio formado por Sonatrach y Neptune Energy comenzó la exportación del gas procesado en la planta, y en junio de 2020 mostró su satisfacción con las instalaciones al remarcar el papel «clave» que había desempeñado Técnicas Reunidas en poner en marcha la planta.

Sin embargo, la ingeniería española inició en octubre de 2020 la reclamación de una compensación por los costes adicionales incurridos, arrancando un proceso negociador que se ha extendido durante 2021 y 2022.

En este sentido, Técnicas Reunidas asegura que las conversaciones con el consorcio se «enrarecieron» en el segundo trimestre de este año, resultando en la ejecución de los avales por parte del cliente, pese a los esfuerzos de la compañía española de recuperar las negociaciones.

Así, asegura que de mantenerse la solicitud del consorcio, la ejecución de los avales podría materializarse próximamente, aunque explica que ha iniciado un arbitraje para defender sus derechos y recuperar los costes incurridos, así como otros daños que le haya podido ocasionar la actuación del cliente.

La decisión de Sonatrach se produce en un contexto marcado por la crisis diplomática abierta entre España y Argelia, tras el cambio de postura del Gobierno español sobre el Sáhara Occidental, apoyando la propuesta marroquí de una autonomía para ese territorio, antigua colonia española.

Argelia, tras romper el 8 de junio el Tratado de Amistad con España, vigente desde 2022, anunció un día después la congelación de las domiciliaciones bancarias para comercio exterior.

El movimiento de Argelia, que en un principio no afecta a los contratos vigentes de gas, ha generado el rechazo de la Unión Europea, que ha llegado a amenazar al país norteafricano con represalias si no reconduce diplomáticamente la relación comercial con España. 

Noticias Relacionadas: