Los 10 ‘cisnes negros’ para el segundo semestre del año

Los 10 ‘cisnes negros’ para el segundo semestre del año

16 julio, 2018
|
Actualizado: 16 julio, 2018 9:06
|
PUBLICIDAD
Las Bolsas europeas, y especialmente el IBEX 35, han cerrado el primer semestre con caídas. En el IBEX 35, las pérdidas fueron del 4,2%, pese a la subida del 1,7% en junio. No obstante, podría arreciar la tormenta en el segundo semestre.

Ahora bien, en Wall Street continúan las subidas, con máximos históricos en el Nasdaq, el índice tecnológico, y con un buen ritmo en el S&P 500, el índice más seguido debido a la composición del mismo, y el Dow Jones. 
No obstante, esta alegría en el parqué bursátil podría estropearse si se aparecen ‘cisnes negros’, escenarios inverosímiles que pondrían contra las cuerdas a los inversores y a las Bolsas. Son escenarios que no se estudian debido a que su probabilidad es ínfima, pero en caso de hacerse realidad traería consigo fuertes caídas en Bolsa. Desde Active Trades muestran estos 10 escenarios:
1.- Los diferenciales corporativos en renta fija se están ampliando y esto se está convirtiendo en una tónica ya asidua, lo que hace que las empresas tengan que financiarse cada vez más caro. De momento, solo está afectando a empresas marginales, especialmente del mercado de “high yield”, pero puede hacerse extensible al resto de empresas rápidamente.
 
2.- Si bien no es tan espectacular como en el año 2015, la bajada de la bolsa de China es importante y refleja el stress de liquidez que sufre su economía. Esto siempre ha sido una señal para el resto del mundo.
 
3.- La divisa china, el yuan, se devalúa mientras su economía sufre un enfriamiento. De esta manera los productos de China son más baratos pero las inversiones están en riesgo. Un declive de la moneda y una guerra comercial con EE.UU. es una mala combinación y afecta a todos los patrones comerciales asiáticos.
 
4.- Arabia Saudí quiere aumentar la producción del petróleo ya que los precios, que en estos momentos no están sometidos a presiones políticas, se encuentran muy cerca de máximos y se están trasladando al precio de la gasolina y otros productos refinados. No podemos olvidar que las bajadas en los precios del petróleo generalmente preceden a las recesiones económicas.
 
5.- Las expectativas de inflación siguen aumentando y parece afianzarse la idea de que el objetivo de la FED del 2% será rebasado. Por lo tanto, en la medida que los sueldos no coincidan con los niveles de inflación, entonces habrá pérdida de poder adquisitivo al igual que comenzaremos a ver correlaciones positivas entre el mercado de valores y el mercado de bonos.
 
6.- La inflación en Venezuela, problemas en Argentina y cierto estrés en Turquía. Son puntos calientes en países específicos, pero todos altamente endeudados en donde el ajuste de la FED seguirá imprimiendo efectos secundarios para ellos y el resto del mundo.
 
7.- Las complejidades en el mundo de las exportaciones hace que el impacto de los aranceles sea difícil de medir, pero siempre se ha sabido que ante una guerra comercial nunca hay vencedores ni vencidos.
 
8.- El balance de la FED está cambiando lentamente a la baja, pero sin freno. Además, se esperan nuevas subidas adicionales de tipos de interés para este año 2018. No hay ninguna razón para que eso no ocurra, y eso impactará en las empresas más endeudadas.
 
9.- El Deutsche Bank no ha pasado los test de estrés la FED. La noticia sale y queda obsoleta enseguida, pero el problema es real y permanece. De hecho, hay más riesgo sistémico ahora que en 2008.
 
10.- Las FAANGs (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) están teniendo un comportamiento desigual y con un aumento de volatilidades, que es lo que suele acontecer a los techos de mercado. No obstante, todavía vemos al Nasdaq 100 luchando por marcar nuevos máximos y el soporte de los 7.000 puntos está intacto.
.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD