La gran banca de EE UU saca músculo tras la llegada de Trump

La gran banca de EE UU saca músculo tras la llegada de Trump

13 abril, 2017
|
Actualizado: 13 abril, 2017 21:45
|
PUBLICIDAD

La hora de la verdad llegaba este Jueves Santo. El calendario de los inversores estaba señalado en rojo no solo por la festividad sino por los resultados de la gran banca de EE UU.

Los malos augurios sobre la llegada de Donald Trump se han borrado de un plumazo. Los agoreros aseguraban que sería una hecatombe, el apocalipsis, pero las cifras publicadas por la banca de EE UU les devuelve a la realidad.

El primer trimestre del año se salda con el mayor beneficio en la última década para Citigroup, hasta los 4.090 millones de euros, un 17% más que en el primer trimestre del año, cuando Obama aún estaba en la Casa Blanca. Los inversores aplauden estas cifras con importantes subidas en Wall Street, aunque el valor ha ido retrocediendo hasta situarse en negativo. En un año, las acciones de Citigroup se han disparado un 56%.

Según los datos enviados al regulador bursátil de EE UU, el beneficio neto por acción sube un 22% en tasa interanual, hasta los 1,36 dólares. Las ganancias en el primer trimestre de 2016 alcanzaron los 3.501 millones de dólares. Los ingresos superaron los 18.100 millones, mientras que los gastos operativos se mantuvieron estables, en los 10.477 millones de dólares. El banco ha repartido 2.200 millones de dólares en dividendos y en su programa de recompra de acciones.

JP Morgan Chase, banco más importante de EE UU, también ha incrementado sus beneficios un 16,8%, hasta los 6.448 millones de dólares, respecto al mismo trimestre del año pasado. Los ingresos rozaron los 25.586 millones de dólares, un 6% que en el mismo período de 2016. Su beneficio por acción alcanza los 1,65 dólares, un 22% más respecto al primer trimestre de 2016. El máximo responsable de esta entidad financiera, Jamie Dimon, ha destacado la fortaleza de la entidad en el primer trimestre completo bajo el mandato de Donald Trump.

«Con iniciativas en favor del crecimiento y la mejora de la colaboración entre el Gobierno y los negocios, la economía de Estados Unidos puede continuar con sus avances», ha aseverado Dimon. No obstante, el segmento minorista ha caído un 20%, pero fue compensada por la inversión y banca corporativa, sobre todo por intermediaciones, debido a las rotaciones en cartera por el Brexit y las elecciones de EE UU.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD