Los peligros de invertir a la baja

Los peligros de invertir a la baja

19 marzo, 2016
|
Actualizado: 19 marzo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

En Dia, por ejemplo, cerca de un 12% del accionariado está conformado por quien piensa que el precio va a caer. Sin embargo, los expertos consultados explican que en absoluto es una inversión apta para todos los públicos. Juan Carlos Costa, director de Kostarof.com, señala que “para la gente que no está encima de la pantalla, que no está viendo el mercado al minuto, las posiciones cortas son mucho más peligrosas de lo que se pueda creer. Hay que tratarlo con mucho cuidado”. Miguel Ángel Bernal, del IEB, advierte de lo mismo: “siempre que yo tengo una posición corta tengo una posición tremendamente arriesgada. Aunque yo difiero de quien quiere prohibirlas, hay que tener en cuenta siempre que el riesgo es muy superior al de tener una posición comprada”.

Y es que, mientras que con la inversión tradicional sólo se puede perder lo invertido, no sucede lo mismo con la inversión bajista. Juan Carlos Costa explica que poniéndose corto “se puede perder muchísimo dinero porque aunque parece impensable que una determinada acción pueda subir de 10 a 1.000, son movimientos que ya se han visto antes”. Como por ejemplo sucedió con Volkswagen, que en el año 2008 en una sola sesión subió un 200%. Una sesión que arruinó a mucha gente que se había puesto corto.

Existen formas de intentar limitar las pérdidas en la inversión bajista, como por ejemplo con los stop-loss. Pero también conllevan un riesgo. “El stop-loss tiene un problema. Imaginemos que la acción está a quince, y yo cierro el stop-loss a veinte. Al día siguiente cierra en diecinueve, pero al siguiente me abre con un gap, exagerando un poco, en treinta. Ahí, en ese gap, no ha podido saltar el stop-loss”, señala Miguel Ángel Bernal. Por lo que mucho ojo. Aunque pueda parecer simple, invirtiendo a la baja, la equivocación puede pagarse, literalmente, muy cara.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD