PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Panel del IBEX 35 en la Bolsa de Madrid.

Los récords de Wall Street hacen soñar al IBEX 35 con el 10.000

El IBEX 35 ha subido el 0,58 % este miércoles y ha recuperado el nivel de 9.900 puntos impulsada por los bancos, los máximos históricos de Wall Street y el menor crecimiento de afectados por el coronavirus en China, según expertos consultados.

PUBLICIDAD

El principal índice del mercado nacional, el IBEX 35, ha ganado en su tercera sesión consecutiva al alza 57,8 puntos, el 0,58 %, y ha terminado en 9.940,4 puntos, nivel del comienzo de julio de 2018, y a menos de 60 del 10.000. Este año se revaloriza el 4,1 %.

Con el euro a 1,089 dólares (nivel de octubre pasado), ha destacado la subida del 0,89 % de Fráncfort, hasta el máximo histórico de 13.749,78 puntos. París ha subido el 0,83 %; Milán el 0,7 % y Londres el 0,47 %.

El cierre de algunos índices de Wall Street en máximos históricos el martes (el S&P 500 terminaba en 3.357,75 puntos y el Nasdaq Composite en 9.638,94 puntos) después de que la Reserva Federal dijera estar dispuesta a tomar medidas si la epidemia de coronavirus afectaba a la economía estadounidense, sentaba las bases para la subida de esta jornada.

PUBLICIDAD

Además, las grandes bolsas asiáticas terminaban con ganancias por las expectativas de las autoridades chinas de contener la epidemia de coronavirus en abril y tras atenuarse el crecimiento del número de personas afectadas.

Así, Hong Kong avanzó el 0,87 %; el CSI 300 (índice mixto de Shanghai y Shenzhen) el 0,81 % y Tokio el 0,74 %.

Con estos antecedentes, la bolsa nacional recuperaba los 9.900 puntos poco después de la apertura con la ayuda de los bancos, en previsión de una mejora de la actividad por las noticias sobre el coronavirus.

El sector subía a pesar de que no gustaron a los inversores los resultados de ABN Amro (el año pasado ganó de 2.046 millones, el 13 % menos) y con el descenso del 4,1 % de la producción industrial en la zona euro el año pasado.

PUBLICIDAD

Apoyaban la subida los futuros sobre los índices estadounidenses y la favorable evolución de sectores relacionados con las expectativas de una mejora de la actividad en China, como automóviles o recursos básicos. El barril de petróleo Brent ganaba casi el 4 % y subía a esta hora hasta 56 dólares.

Por la tarde, Wall Street volvía a registrar máximos históricos y se producía la depreciación del euro a niveles del comienzo de octubre pasado al cambiarse a menos de 1,09 dólares, lo que también ayudaba a la bolsa.

En cuanto a los bancos, Caixabank ha comandado las subidas del IBEX con un repunte del 4,38 %, mientras que Bankia ganó el 2,8 %; Banco Santander el 2,2 %; Banco Sabadell el 2,05 %; BBVA el 1,83 % y Bankinter el 1,62 %.

Del resto de grandes valores subieron Telefónica, el 2,59 %, y Repsol el 0,2 %. Cayeron Inditex, el 1,56 %, la segunda mayor caída del IBEX, e Iberdrola, el 0,71 %, lo que limitó la posibilidad de que ese índice recuperara el nivel de 10.000 puntos, perdido a finales de mayo de 2018.

Tras Caixabank se situaba Cie Automotive con un alza del 3,65 %, mientras que Mediaset avanzó el 3,01 %. Ence lideró las pérdidas al bajr el 2,45 %, seguida por Inditex, en tanto que Siemens cedió el 1,49 %y MasMóvil el 1,46 %.

En el mercado continuo destacaba la caída del 12,5 % de Nyesa y la subida del 8,42 % de Gestamp. El rendimiento de la deuda española bajaba al 0,31 % y la prima de riesgo se situaba en 69 puntos básicos.