Otra sesión a la baja del BBVA tras más  mínimos de la lira turca que cae un 30% en un mes
Carlos Torres Vila (i), presidente de BBVA, junto al turco Onur Genç, consejero delegado de BBVA, durante la Junta General de Accionistas 2021.

Otra sesión a la baja del BBVA tras más mínimos de la lira turca que cae un 30% en un mes

10 diciembre, 2021
|
Actualizado: 10 diciembre, 2021 18:03
|

La acción del BBVA ha vuelto a caer hoy cerca de un 1% (-0,87%) y ha cerrado a 5,11 euros en una nueva sesión a la baja tras los nuevos mínimos de la lira turca. La acción del BBVA ha perdido más de un euro, el 17%, desde el pasado 12 de noviembre, fecha en la que anunció su intención de hacerse con el 100% del banco turco Garanti, cuya cotización ascendía a 6,13 euros.

El lunes 15 de noviembre comenzó el calvario del BBVA en el IBEX 35. En este periodo ha llegado a perder los 4 euros por acción. Hoy ha cerrado a 5,11 euros, el 17% menos que el viernes 12 de noviembre, última sesión antes de conocerse la opa sobre el Garanti turco.

La lira turca marcó hoy un nuevo mínimo histórico, al cotizar a 13,9 unidades por dólar y 15,7 por euro, tras una semana de oscilaciones cercanas a este mínimo, perdiendo así casi un 30 % en los últimos 30 días.

La última gran caída de la lira se produjo a finales de noviembre y provocó la dimisión del ministro de Finanzas, Lütfi Elvan, y sus sustitución por el político Nureddin Nebati, considerado cercano al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y seguidor de su política de reducir los tipos de interés para estimular la economía.

Pero es este planteamiento, creen los economistas, el que dispara la inflación y devalúa la moneda, que ha perdido ya un 45 % desde inicios del año y un 29 % desde el 10 de noviembre.

La intervención directa del Banco Central en los mercados de divisas con el fin de estabilizar la lira, anunciada por el organismo el 1 y el 3 de diciembre pasados, no parece haber tenido efectos duraderos en el valor de la moneda.

En los últimos días, Erdogan ha insistido varias veces en que el Banco Central debe mantener los tipos bajos, actualmente en un 15 %, muy por debajo de la inflación interanual, que se sitúa en el 21,3 %, y ha culpado a los «especuladores» de las subidas de los precios por, supuestamente, almacenar productos a la espera de nuevos aumentos.

La oposición, por su parte, considera que la inflación real al menos duplica la cifra oficial del 21,3 %, que considera falseada, señalando que el índice de precios para los productores se sitúa en el 54,6 % según los datos del Instituto Estadístico Turco (TÜIK).

La devaluación de la lira está disparando las exportaciones turcas, más competitivas que antes en el mercado internacional, y Erdogan espera de este efecto un aumento del empleo y la eliminación del déficit de la balanza de pagos.

Sin embargo, la bajada de la lira también encarece la importación de materias primas vitales para la industria de manufactura turca y reduce el margen de ganancias, mientras que la devaluación de los salarios lleva a un empobrecimiento general no solo de los sectores obreros sino también de la clase media. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: