Repsol sube el dividendo un 5% tras ganar casi 2.500 millones en 2021
La petrolera dispara sus beneficios por el fuerte aumento de los carburantes por el alza del petróleo. En 2021, el barril de crudo Brent cotizó en una media de 70,9 dólares por barril (un 69,6 % más que en 2020) y el Henry Hub a un promedió de 3,9 dólares por MBtu, un 85,7 % más.

Repsol sube el dividendo un 5% tras ganar casi 2.500 millones en 2021

17 febrero, 2022
|
Actualizado: 17 febrero, 2022 16:51
|

Repsol obtuvo en 2021 un resultado neto de 2.499 millones de euros, frente a unas pérdidas de 3.289 millones en 2020 y regresó a niveles prepandemia, apoyada en el alza de los precios de las materias primas (petróleo y gas) y las medidas de eficiencia de su nuevo plan estratégico 2021-2025. Tras estos resultados, el consejo de administración de Repsol ratifica el dividendo anunciado el pasado octubre y propondrá a la próxima junta de accionistas una mejora del dividendo en efectivo del 5 %, hasta los 0,63 euros por acción, y una reducción del capital social mediante la amortización de 75 millones de acciones propias.

Los 75 millones de acciones propias que se van a amortizar representan aproximadamente el 4,91 % del capital social de Repsol a 31 de diciembre de 2021.

A finales de octubre, Repsol señaló que el alza de los precios del petróleo y el gas habían generado una caja extra que destinaría a aumentar el dividendo.

Repsol ganó 2.499 millones en 2021 frente a pérdidas 3.289 millones en 2020

Según ha informado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el resultado neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios, alcanzó los 2.454 millones de euros en 2021, cuatro veces más que en 2020, en que fue de 600 millones de euros, y un 20,17 % superior al de 2019, en que fue de 2.042 millones.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se triplicó en 2021, hasta los 8.170 millones de euros.

Por negocios, destacó el comportamiento de Exploración y Producción, con un resultado de 1.687 millones de euros que supone multiplicar por ocho su resultado de 2020 (195 millones), impulsado por el alza de los precios de las materias primas, y una gestión que ha primado el valor sobre el volumen y que ha reducido la presencia de Repsol a quince países.

De hecho, la producción media de Repsol se redujo en 2021 un 11,8 %, hasta los 572.000 barriles equivalentes de petróleo al día.

Por el contrario, los precios del crudo Brent y del Henry Hub de gas se han incrementado de forma notable.

En 2021, el barril de crudo Brent cotizó en una media de 70,9 dólares por barril (un 69,6 % más que en 2020) y el Henry Hub a un promedió de 3,9 dólares por MBtu, un 85,7 % más.

Repsol logró el año pasado hallazgos de hidrocarburos en Estados Unidos, México, Indonesia y Bolivia, y dentro de su estrategia de enfocarse a zonas donde cuenta con mayores ventajas competitivas, vendió sus activos de exploración y producción en Malasia y en Vietnam.

También vendió su participación en la ‘joint venture’ Arog, en Rusia, venta a la que se ha sumado en 2022 la de su participación en los bloques exploratorios que tenía en ese país a través de su asociación con Gazprom Neft.

Además, Repsol finalizó en 2021 la producción de petróleo en España y la actividad exploratoria en varios países, como Ecuador, donde en 2022 ha completado ya la venta de sus activos productivos.

Por su parte, el área Industrial obtuvo un resultado de 606 millones de euros, duplicando la cifra alcanzada en el mismo periodo del año anterior, que fue de 297 millones de euros.

Dentro de este área, el negocio de Química, impulsado por un entorno internacional de elevados márgenes, logró un desempeño notable y el refino adaptó sus esquemas de producción, logísticos y comerciales a un entorno de bajos márgenes y menor demanda provocada por la crisis sanitaria.

El negocio de Comercial y Renovables obtuvo un resultado de 542 millones de euros, un 11,8 % más que los 485 millones registrados en 2020, gracias a la mayor contribución de la generación de electricidad, con la entrada en operación de nuevos proyectos renovables y la mejora del comportamiento de las áreas de Movilidad y Aviación por las menores restricciones a la movilidad por la pandemia ya en 2021.

Repsol cuenta actualmente con más de 3.700 megavatios (MW) de capacidad total instalada de generación de bajas emisiones y, tras adquirir hace unos días la cartera de 25.000 clientes eléctricos residenciales y pymes de Capital Energy, suma ya 1,35 millones de clientes de electricidad y gas.

Por otro lado, la generación de caja operativa alcanzó los 5.453 millones de euros en 2021, un 70 % superior a la del ejercicio anterior, impulsada por el incremento del ebitda; mientras que el flujo de caja libre aumentó un 43 %, hasta 2.839 millones de euros, gracias al negocio de Exploración y Producción.

Durante 2021, Repsol redujo su deuda en 1.016 millones de euros (un 15 %) respecto a 2020, y se situó en 5.762 millones.

El nivel de apalancamiento de la compañía (deuda neta/capital empleado) se encuentra en un 20 %, superando el objetivo previsto en el Plan Estratégico 2021-2025.

La liquidez al cierre del ejercicio ascendía a 10.606 millones de euros, suficiente para cubrir 2,95 veces los vencimientos de deuda a corto plazo.

Por lo que se refiere a las inversiones, en 2021 aumentaron un 30 %, hasta los 2.994 millones de euros, de los que 829 millones se destinaron al negocio de Comercial y Renovables. 

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: