PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sede de la Bolsa de Madrid.

Respiro en el IBEX 35 tras el varapalo del miércoles

El IBEX 35 ha subido este jueves el 1,04 % y se ha aproximado a los 7.300 puntos animada por la recuperación de la mayoría de los grandes valores y a pesar de las dudas de Wall Street, según datos del mercado.

El indicador más relevante de la plaza nacional, el IBEX 35, ha ganado 74,8 puntos, ese 1,04 %, hasta 7.270,3 puntos. La caída acumulada en el año se reduce hasta el 23,86 % y en esta semana pierde el 1,94 %.

En el resto de Europa, con el euro a 1,121 dólares, París ha ganado el 0,97 %; Fráncfort, el 0,69 %; Londres, el 0,38 %; y Milán, el 0,37 %.

Tras la caída superior al 3 % de ayer, la bolsa española iniciaba esta jornada con pérdidas que pronto la situarían por debajo de los 7.100 puntos, la cota más baja desde finales de mayo.

En ese despertar influían el retroceso del 2,7 % de Wall Street en la víspera y del 1,2 % de Tokio esta mañana, así como la bajada del barril de petróleo (el Brent bajaba más del 2 % poco después de la apertura bursátil) por el temor a que los rebrotes de la epidemia en Estados Unidos detengan nuevamente la actividad económica.

La posterior recuperación del crudo y la disminución de las pérdidas de los futuros sobre los índices estadounidenses permitían a la bolsa escapar de las pérdidas pasada una hora del arranque de la sesión y recuperar el umbral de los 7.200 puntos.

La decisión del Banco Central Europeo (BCE) de crear un mecanismo de liquidez para otros bancos centrales y las discrepancias respecto a la decisión de aumentar sus compras de deuda en la última reunión de su consejo apenas incidieron en la bolsa, que tampoco se dejaba impresionar por la previsión del Banco de España de que el PIB español caerá en torno al 20 % en el segundo trimestre.

El mercado nacional ha discurrido sobre el nivel del cierre de la víspera hasta el cambio de tendencia de Wall Street después de su apertura a la baja, en la que llegó a ceder cerca del 1 %.

Previamente se había conocido que las peticiones semanales de subsidios de desempleo en Estados Unidos se habían elevado a 1,48 millones, cuando se habían previsto 1,3 millones, en tanto que los pedidos de bienes duraderos en ese país en mayo habían aumentado el 15,8 % y se confirmaba que su PIB del primer trimestre había bajado el 5 %.

El alza del 2 % del Brent (superaba los 41 dólares por barril una hora antes del cierre) favorecía que el parqué estadounidense avanzara el 0,6 % y aproximara al mercado nacional a los 7.300 puntos, que no podría alcanzar al final de la sesión al volver a caer la plaza neoyorquina.

Todos los grandes valores han subido en esta jornada: Banco Santander, el 2,51 % (segunda mayor alza del IBEX); Telefónica, el 2,33 % (tercer puesto por ganancias de ese índice); Repsol, el 1,68 %; BBVA, el 1,29 %; Iberdrola, el 1,12 %; e Inditex, el 0,04 %.

La mayor subida del IBEX ha correspondido a ACS, del 2,79 %, seguida por Santander y Telefónica, en tanto que Enagás ha avanzado el 2,15 %; ArcelorMittal, el 1,93 %; y Merlín Properties, el 1,89 %.

Solo han bajado siete compañías del IBEX, con Meliá Hotels a la cabeza y un descenso del 2,33 %, en tanto que Ence ha cedido el 1,72 %; Mapfre, el 1,43 %; e IAG, el 1,37 %.

En el mercado continuo se han negociado casi 1.760 millones de euros y han destacado la subida del 21,67 % de Berkeley y la bajada del 7,73 % de Airtificial.

El rendimiento de la deuda española a largo plazo bajaba una centésima, al 0,46 %, en tanto que la prima de riesgo subía de 91 a 93 puntos básicos.