PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Septimbre, el mes con menos creación de empleo en 6 años

El número de parados registrados sube en 13.907 personas, hasta los 3.079.711 parados

El «enfriamiento» que sufre el mercado laboral ha dejado un mes de septiembre con la menor creación mensual de empleo en seis años, pese a que el incremento del paro ha sido el más bajo desde que comenzó la crisis.

PUBLICIDAD

La Seguridad Social cerró el mes de septiembre con 19.323.451 afiliados tras ganar 3.224 trabajadores, la cifra de creación de empleo más baja desde 2013, según los datos difundidos este miércoles por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En el último año el empleo ha crecido en 460.739 personas, una cifra que consolida la tendencia a la moderación del crecimiento interanual ya registrada en los últimos meses, pero que para el Gobierno sigue siendo «un buen dato» y muestra el «dinamismo» del mercado laboral.

«Ni agosto ni septiembre son buenos meses para el empleo», ha dejado claro la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, a quien se ha sumado el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, reconociendo, no obstante, el «evidente enfriamiento de los datos económicos en la creación de empleo».

PUBLICIDAD

«Estamos en un contexto de ralentización del mercado laboral» al igual que de la economía, ha dicho la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, si bien ha insistido en que los datos de empleo muestran que España está capeando «mejor que otros países» la incertidumbre global.

Frente a esta menor creación de empleo, el desempleo marcó el menor incremento en ocho años, al aumentar el número de parados registrados en 13.907 personas, hasta los 3.079.711 parados.

Volviendo a los datos de ocupación, el incremento de septiembre estuvo sustentado en la creación de empleo en la educación (45.521), actividades administrativas (21.681) e industria manufacturera (11.888).

Por el contrario, destacó la destrucción de puestos de trabajo en la hostelería (44.346), comercio (34.330), administración pública (14.812) y actividades sanitarias (14.076).

PUBLICIDAD

Por regímenes, la mejora del empleo se centró en el régimen de autónomos, que ganó 4.707 emprendedores, mientras que el general registró un aumento de 139 afiliados hasta los 15.907.422, entre los que el sistema especial agrario aportó 26.285 empleados, mientras que el de empleadas de hogar restó 2.349.

También hubo un descenso de la afiliación en el régimen especial del mar (1.621) y el del carbón (1).

Frente a esta menor creación de empleo, el paro marcó en septiembre menor del habitual, que no obstante estuvo centrado en el colectivo de jóvenes (con 22.694 desempleados más).

Por sectores de procedencia, el incremento del desempleo se concentró en los servicios (24.419 parados más) y entre las personas que no habían trabajado con anterioridad (8.787 más), mientras que se redujo en la agricultura (9.601), la industria (2.460) y la construcción (7.599).

En septiembre se firmaron 2,1 millones de contratos, un 7,29 % más que un año antes, la mayoría temporales (1,8 millones), mientras que de los 238.723 indefinidos, 130.385 eran a tiempo completo y 108.338, a tiempo parcial.

Desde los sindicatos, UGT y CCOO han criticado la «excesiva flexibilidad» que tienen las empresas para contratar, despedir y ajustar sus plantillas, por lo que han urgido a derogar la reforma laboral del PP porque «impide la recuperación económica».

Por su parte, la CEOE ha pedido medidas que no comporten subidas de los costes laborales para poder hacer frente a la «desaceleración» del empleo y ve «desaconsejable» limitar los mecanismos de flexibilidad interna.

La economista de Funcas, María Jesús Fernández, asegura que los datos del mercado laboral confirman «la desaceleración de la economía», algo en lo que coincide el presidente del IMF Business School, Carlos Martínez: «La ralentización es real y el Gobierno que entre tendrá que poner en marcha las políticas oportunas».