Las ‘small caps’, el nuevo ‘dorado’ de la Bolsa

Las ‘small caps’, el nuevo ‘dorado’ de la Bolsa

14 mayo, 2016
|
Actualizado: 14 mayo, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

Son empresas con pequeña capitalización bursátil, pero hay que evitar confundirlas con los llamados ‘chicharros’ de la Bolsa -generalmente éstas tienen serios problemas financieros-. Las ‘small caps’ reivindican su sitio en las carteras de inversión, más cuando las grandes están supeditadas a fuertes dosis de volatilidad. Según el último informe, el 33% de los inversores internacionales compra este tipo de acciones, alejándose de las fuertes.

«Se está viendo que los inversores van encaminándose más a compañías pequeñas y medianas, dejando de lado las grandes», apuntaNEGOCIOS.COM. «El volumen de contratación de las pequeñas y medianas con respecto a años atrás ha aumentado de forma considerable, mientras que el de las grandes compañías se ha visto reducido», ha apostillado.

Para evitar confundirlas con un ‘chicharro’, Cadiñanos señala que éstas son compañías con escasa liquidez, mucha volatilidad y generan dudas en sus balanzas económicas, todo ello unido supone un riesgo para el inversor por lo que sus precios, normalmente son bajos y, por tanto, la variación de los mismos supone porcentajes elevados de pérdida o de ganancia. Y es que, la mayoría de los chicharros cotiza por debajo del euro. De esta forma, un movimiento de un céntimo en el precio podría suponer una variación del 2%, en caso de costar 0,5 euros

«Una empresa de pequeña capitalización no necesariamente tiene que ser un chicharro«, ha subrayado el analista. Y es que, para ser considerado un chicharro hay que tener en cuenta varios factores de riesgo, en el caso de las ‘small caps’ son entidades con las que hay que hacer un estudio aún más minucioso que con los bluechips o empresas medianas y/o grandes, ya que la parte fundamental juega un papel importantísimo.

«Normalmente este tipo de empresas suelen estar muy expuestas a habladurías y rumorología, es por ello que no suele gustar operar en ellas, la volatilidad es muy elevada», ha considerado. «Muchas veces son oportunidades muy buenas de inversión, pero otras no lo son y el problema de que sean poco líquidas, es que la compra la podemos hacer, pero la venta…», concluye el analista.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD