Meritxell Serret, huida de la justicia, cobrará 80.000 euros en la embajadita catalana de Bruselas

Meritxell Serret, huida de la justicia, cobrará 80.000 euros en la embajadita catalana de Bruselas

26 junio, 2018
|
Actualizado: 26 junio, 2018 12:17
|
PUBLICIDAD

Meritxell Serret, imputada por el juez Pablo Llarena y prófuga de la justicia, será nombrada delegada de la Generalitat en la oficina de Bruselas, con un sueldo de 80.000 euros, y sin que el Gobierno de Pedro  Sánchez haya actuado aún contra su nombramiento.

Los independentistas aprovechan la debilidad del Gobierno de Pedro Sánchez, postrado a los pies de los separatistas vascos y catalanes, para abrir toda su red de embajaditas que cuestan cerca de seis millones de euros con el único fin de difundir su mensaje ideológico en vez de servir a todos los catalanes.

Sánchez permite así que los independentistas puedan volver a ocupar espacio público para sus fines, permitiendo ahora que una imputada sea la nueva delegada en Bruselas. Ernest Maragall ha asegurado que estarán en activo las ‘embajadas’ de Reino Unido, Irlanda, Italia, Alemania, Suiza y los Estados Unidos, toda vez se han levantado los controles de Hacienda a las arcas catalanas. Todo ello con el beneplácito del Gobierno de Pedro Sánchez, que ha levantado el 155 de la Constitución Española y no ha puesto medidas para controlar el destino del dinero de todos los catalanes.

De esta forma, Serret trabajará junto a la sede de la Comisión Europea, el escenario que había escogido Roger Torrent para entrevistarse con Carles Puigdemont, pero el Ejecutivo de Mariano Rajoy lo impidió.

Con este nuevo privilegio, los separatistas continuarán copando espacio público, a costa de los contribuyentes españoles, para volver a fabricar su mensaje de que son una región colonizada y de que España les odia. Sánchez, en vez de cortar de raíz el problema, prefiere que éste se prorrogue en el tiempo.

Serret fue elegida diputada de ERC en las elecciones del 21D aunque posteriormente renunció a su escaño al no poder delegar su voto, ya que reside en Bruselas desde que a finales de octubre se desplazó conjuntamente con otros miembros del anterior Govern para evitar la prisión.

La delegación de la Generalitat en Bruselas fue la única en el exterior que siguió funcionando con la aplicación del artículo 155, puesto que el resto de delegaciones fueron cerradas, aunque el delegado que había en Bruselas, Amadeu Altafaj, fue cesado y el cargo quedó vacante hasta hoy.

Serret, que está imputada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena que instruye la causa contra diversos líderes independentistas y exmiembros del anterior Govern, dispone actualmente de libertad de movimientos dentro de Bélgica, después de que la primera euroorden que fue dictada contra ella fuese retirada y la segunda haya sido desestimada por defectos de forma.

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD