Merkel sube las pensiones un 6% antes de las elecciones

Merkel sube las pensiones un 6% antes de las elecciones

20 abril, 2016
|
Actualizado: 20 abril, 2016 0:00
|
PUBLICIDAD

El Gobierno alemán de Angela Merkel ha aprobado definitivamente un incremento de las pensiones de jubilación de casi el 6%, mientras que en el Oeste será del 4,25%. Se trata de la mayor subida en 23 años.

El Consejo de Ministros, presidido por la canciller Angela Merkel, dio el visto bueno a esos incrementos, que afectarán a los alrededor de 20 millones de pensionistas del país.

La subida se aplicará a partir del primero de julio próximo y, por primera vez en años, no quedará neutralizada en términos reales por la inflación, que, según estimaciones del Banco Central Europeo (BCE), se situará en el presente año en un 0,1%.

En los años anteriores la subida anual había oscilado entre el 2,26% para los jubilados del este y del 2,18% para sus compatriotas del oeste, después de que en 2008 y 2010 hubieran quedado prácticamente congeladas.

Según cálculos del Gobierno, la subida actual de las pensiones representará un volumen adicional de 6.400 millones de euros para las arcas del seguro obligatorio este año, mientras que a partir de 2017 se calcula que se situará en unos 12.700 millones de euros anuales.

El incremento, estima el Ejecutivo, es posible gracias a la sólida posición del mercado laboral -un 6,5% de desempleo-, los niveles récord de ocupación y la evolución de los salarios de la población laboralmente activa.

Con el aumento diferenciado entre el este y el oeste del país se pretende eliminar el desnivel aún persistente en las jubilaciones de lo que fue territorio de la República Democrática Alemana (RDA) respecto a la parte occidental.

Más de 25 años después de la reunificación del país, y tras años de equiparación gradual y continuada, el nivel de las pensiones en el este representa un 92,6% respecto a las del oeste.

Pese al fuerte incremento, la presidenta de la Federación de Mutuas Aseguradoras, Ulrike Mascher, advirtió del peligro de una progresiva precariedad y del aumento futuro de las llamadas «pensiones de pobreza». Actualmente, más de medio millón de jubilados precisan ya de ayudas adicionales, puesto que su pensión no les alcanza para vivir, añadió Mascher.

Según cifras de 2015, la jubilación media de los alemanes se sitúa en 1.013 euros.

La explosión registrada en los últimos años de la fórmula del minijob -o empleo a tiempo parcial, con muy baja cotización al seguro obligatorio- hace temer por las jubilaciones del futuro, añadió.

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD