¿Miente el PSOE con Sánchez en economía como ya lo hizo Zapatero en 2008? 10 indicadores que prueban la desaceleración

¿Miente el PSOE con Sánchez en economía como ya lo hizo Zapatero en 2008? 10 indicadores que prueban la desaceleración

06 septiembre, 2019
|
Actualizado: 06 septiembre, 2019 16:53
|
PUBLICIDAD

En la campaña electoral de 2008, el PSOE, con José Luis Rodríguez Zapatero y su ministro de Economía Pedro Solbes a la cabeza, mintió sobre la situación económica y sumió a España en la mayor crisis económica de su historia democrática. En 2019, pese a que los indicadores económicos apuntan a la desaceleración de la economía, el Gobierno en funciones, liderado por  Pedro Sánchez, niega la mayor.

La desaceleración económica es un hecho y ningún organismo internacional lo niega. En España, sin embargo, el Gobierno en funciones sigue negando esa posibilidad, y como en su día hizo el Ejecutivo de Zapatero, se afana en decir que aquí no pasa nada, que la economía va como un tiro, pese a los desastrosos datos de paro de octubre, el menor PIB, el aumento de la deuda, la caída de los turistas internacionales, el hundimiento de las ventas en automóviles, la menor confianza de empresarios y consumidores, el recorte en la producción industrial y el aumento del déficit comercial. En la actualidad, hay al menos 10 indicadores que indican a las claras que la desaceleración económica es un hecho real.

1.- El PIB, del 3% a menos del 2%

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) calcula que la economía española crecerá un 0,46% en el tercer trimestre, por debajo del 0,5 % que avanzó entre abril y junio. La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, sin embargo, ha confiado en que la economía española mantenga en 2020 un ritmo de crecimiento próximo al 2 % y ha defendido que España está «capeando» mejor que otros países las incertidumbres asociadas a la guerra comercial chino-estadounidense o al «brexit». Lo único que ocurre es que esa previsión deja clara una desaceleación de la economía española que creció por encima del 3% en 2015, 2016 y 2017, para hacerlo al 2,6% en 2018. 2019 se puede salvar en el 2%, pero la previsión es que baje de ese porcentaje para el próximo año.

2.- Deuda

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó el máximo de 1.210.509 millones de euros en junio tras sumar 14.644 millones frente al mes de mayo, según los datos actualizados este martes por el Banco de España. Esto supone que cada español debe ya a cuenta del Estado más de 26.000 euros, 2.000 más que el salario medio bruto anual en España.

Todas las medidas populistas que adoptó Sánchez para ganar las elecciones del 28-A, que ganó, pero con un resultado tan pobre que no le permite gobernar, están pasando factura y lo van a pasar en un futuro a todos los españoles y a generaciones futuras.

3.- Paro y afiliación a seguridad social

El número de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en agosto en 54.371 personas respecto a julio, el mayor incremento en ese mes desde 2010.

De acuerdo con los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el número total de desempleados se situó en agosto en 3.065.804.

El aumento mensual del paro en agosto supera los registrados en ese mismo mes de 2018 (47.047 personas) y 2017 (46.400 personas) y, especialmente, los de 2016 (14.435), 2015 (21.679) o 2014 (8.070 personas).

La Seguridad Social cerró el mes de agosto con 19.320.227 afiliados tras perder 212.984 trabajadores, marcando así la mayor destrucción de empleo registrada en un octavo mes del año desde 2008.

5.- Exportaciones

Las exportaciones españolas de bienes subieron en el primer semestre al menor ritmo que otros años lastradas por un descenso del 5,7 % en las ventas del sector automovilístico, uno de los principales para el comercio exterior.

Según los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, este ritmo de crecimiento de las exportaciones en el primer semestre es el más bajo para este periodo desde la caída de 2014 y está por debajo del registrado en la zona euro, con un 2,6 % hasta junio. Para el Club de Exportadores, el contexto de inestabilidad internacional y de menor crecimiento del comercio mundial no son factores suficientes para explicar la desaceleración de las exportaciones españolas que vinculan a la inestabilidad política.

6.- Hipotecas

La firma de nuevas hipotecas para la compra de una vivienda volvió a caer en junio, último dato conocido tras haber repuntado en mayo, al descender un 2,5 % respecto al mismo mes de 2018. Los datos provisionales publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), señalan que junio ha supuesto un frenazo para el mercado hipotecario por la caída de las operaciones y el descenso del capital prestado-

7.- Producción industrial

La producción industrial descendió en junio un 1,8 % con respecto al mismo mes de 2018, con lo que recupera la tendencia bajista de los últimos meses interrumpida por el avance del 1,8 % experimentado en mayo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

8.- Caída de ventas del automóvil

La comercialización de nuevos turismos en agosto se desplomó un 30,8 % en tasa interanual, la mayor caída en este mes desde 2008. Aunque ha influido en la comparativa con el mismo mes de 2018 la entrada en vigor del ciclo de medición de emisiones WLTP el 1 de septiembre del año pasado, lo cierto es que se trata de la mayor caída para agosto en cuanto a la comercialización de turismos desde 2008, cuando se desplomó un 41,27 % en plena crisis económica, y el Gobierno socialista de Zapatero, negaba la crisis. Agosto, además, ha certificado la undécima caída en cuanto a comercialización de vehículos en España de los doce últimos meses, con excepción de abril cuando este indicador aumentó un 2,6 %, donde ha influido muy negativamente el ataque que han sufrido los coches diésel por parte del propio Ejecutivo.

9.- Confianza del consumidor

La confianza de los consumidores en la economía española se hundió en agosto hasta su nivel más bajo desde 2014, lastrada por la peor visión tanto de la situación actual como de las expectativas.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de agosto publicado esta semana por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se situó en agosto en 86 puntos, 11 puntos por debajo de lo que contabilizaba en julio, con lo que profundiza en el terreno negativo marcado por el umbral de los 100 puntos.

10.- La Bolsa no levanta cabeza

Si hay un mercado que marca como nadie la temperatura de la economía ese es la Bolsa. La Bolsa es un mercado de expectativas sobre sus valores cotizadas. Ver grandes valores, como Telefónica, BBVA o Santander, a precios mínimos o cerca de ellos, desde la entrada en vigor del euro, no invita desde luego al optimismo. Los resultados empresariales del primer semestre tampoco han sido nada positivos, especialmente los de a banca, que han ganado casi un 5% menos.

 

.
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD