PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mitadiel alerta de que las necesidades en sanidad superan al presupuesto

El PSOE usa como argumento la rapidez del nuevo hospital en China

El gerente de Sacyl, Manuel Mitadiel, reconoció que las infraestructuras del sistema de salud de Castilla y León precisan de mejoras, pero advirtió de que “las necesidades superan ampliamente las posibilidades económicas para hacerles frente”, si bien la oposición del PSOE y Por Ávila denunciaran las promesas incumplidas sobre proyectos que esperan ver la luz desde hace décadas. 

PUBLICIDAD

Mitadiel regresó a las Cortes, donde fue procurador la pasada legislatura, para informar sobre el plan de infraestructuras a la Comisión de Sanidad. El gerente señaló que estas actuaciones se enmarcan en el Plan de Inversiones Sociales Prioritarias de Castilla y León (2016-2020), que hasta la fecha ha movilizado 387 millones de euros, lo que cuando se complete supondrá una ejecución del 82 por ciento del total previsto.

Mitadiel admitió que se deben acometer obras, pero también hizo hincapié en la importancia de las comunicaciones y la tecnología, después de que a su juicio las dificultades presupuestarias registradas desde 2011 afectaran a las construcciones, adquisiciones de equipamientos y mantenimientos. 

Igualmente, el gerente advirtió de que se le da mucha importancia a la construcción de edificios y lamentó que el mantenimiento sea el “hermano olvidado”. Además, consideró que ha emergido el concepto de “hospital resiliente”, entendido como aquel que se adapta a las necesidades actuales, por lo que abogó por avanzar hacia un modelo de centro hospitalario “moderno, complejo y plurifuncional”. 

PUBLICIDAD

Asimismo, Mitadiel explicó que cuenta con una “carta” a los “Reyes Magos”, pero advirtió de que no con un borrador de presupuestos, que consideró se debe elaborar sobre una base cierta de ingresos, para no incurrir en un déficit público excesivo. También señaló que el rescate de la concesión del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) debe realizarse, como recordó ha defendido, si las condiciones para la Junta no suponen un nuevo “negocio” para la empresa.

El debate en la comisión sobre las infraestructuras hizo que la portavoz del Grupo Socialista, Inmaculada García, ironizara con la rapidez con que se construyen hospitales en China, ante el avance del coronavirus, frente a los retrasos que acumulan los proyectos en Castilla y León. El gerente, en un turno posterior, recogió el guante y aseguró que asumía sus palabras en tono de humor. 

La procuradora socialista, que valoró la talla parlamentaria de Mitadiel, aseguró sentir “decepción” por los argumentos utilizados por el gerente de Sacyl, quien recurrió a la nueva Ley de Contratos del sector público y a las dificultades por la crisis, para defender la demora de algunas obras. Inmaculada García defendió que a los ciudadanos piden soluciones y medios adecuados, no los detalles de más que un gerente, de un “ingeniero técnico”.

La socialista sostuvo que queda “mucho por hacer”, puesto que los proyectos se remontan a hace 20 años y añadió que Sacyl no ofrece ninguna alternativa ni novedad, más allá de explicar las razones, que recalcó ya todos saben. Sobre la Atención Primaria, García denunció que la Gerencia no prevé ninguna inversión para los centros rurales agrupados, que se abrirán de forma piloto en Aliste (Zamora).

PUBLICIDAD

En la misma línea, el procurador del Grupo Mixto Pedro Pascual (Por Ávila) lamentó que Mitadiel hablara más de “ladrillo” que de personal sanitario, puesto que a su juicio lo más importante es la atención que se presta y no los edificios, así como mejorar la continuidad entre Primaria y Especializada. También criticó las promesas hechas a su provincia sobre centros de salud, equipamiento y nuevas unidades, como la de radioterapia. 

Al contrario, el procurador de Cs Juan Pablo Izquierdo valoró la transparencia de Sacyl por haber informado de las obras y proyectos a pesar de que no lleva demasiado tiempo en el cargo. Destacó que se conozca las razones que motivan los retrasos o paralizaciones de los proyectos, si bien destacó el impulso a la conectividad de los consultorios locales y rechazó la “crítica destructiva” del PSOE.

Finalmente, el ‘popular’ Alejandro Vázquez coincidió con Mitadiel en que no solo se puede hablar de “ladrillo”, sino también de las comunicaciones, y defendió que las infraestructuras presentan un buen estado actual, porque desde las transferencias en 2002 el 58 por ciento de los centros de salud han sido reformados y el 75 por ciento de los hospitales.